5 cosas que hacer en el Tajo a su paso por España

Tops

El río Tajo recorre prácticamente todo el centro de España y se convierte en el río más largo de la Península Ibérica, con más de 1.000 kilómetros de longitud. Es decir, que en las inmediaciones de su cauce hay infinidad de lugares que visitar. Pero como siempre hacemos, aquí hemos seleccionado lo mejor de lo mejor para ver en el Tajo.

Viajar a lo largo del río Tajo

Un viaje que nos hiciera seguir el curso del río nos llevaría desde las montañas del Sistema Ibérico hasta el océano Atlántico. Desde Aragón donde nace, hasta Lisboa donde tiene su desembocadura, pasando por Castilla La Mancha, la Comunidad de Madrid o Extremadura.

Es decir, sería un itinerario fascinante por el centro del país. Unos territorios que pueden ser realmente sorprendentes para todo aquel que no los conozca. Así que os animamos a preparar alguna escapada a estas tierras bañadas por el río Tajo, porque merece la pena. Buscad vuestro hotel mediante la oferta de welcomebeds.com y lanzaros a descubrir lugares como los que os presentamos a continuación:

La sierra de Albarracín, lugar de nacimiento del Tajo

albarracin-teruel

Albarracín en la provincia Teruel siempre aparece en la lista de pueblos más bonitos de España, así que merece una visita. Pero no solo para pasear por sus calles empedradas y cargadas de historia. También para recorrer sus alrededores que son al mismo tiempo Parque Cultural y Parque Natural, ya que atesoran por un lado unas destacadas pinturas prehistóricas y por otro unos valiosos pinares de rodeno.

También en los alrededores se encuentra la población de Frías de Albarracín, y allí precisamente está el paraje donde un monumento en medio del bosque nos indica el lugar donde surgen las aguas del Tajo. No se nos ocurre mejor punto para comenzar esta ruta por las comunidades autónomas del centro de España.

En bici por el Parque Natural del Alto Tajo

El nombre de este espacio protegido en las zonas más montañosas de Castilla La Mancha lo dice todo. Es un paisaje a caballo de las provincias de Guadalajara y Cuenca por el que discurre el Tajo entre barrancos, hoces abruptas y pinares de montaña. Un territorio muy atractivo para los amantes de la naturaleza y aquellos que les gustan los deportes al aire libre.

Por ejemplo, hay una red de senderos por el Parque Natural del Alto Tajo no solo habilitados para senderistas, también para bicis de montaña. E incluso en poblaciones como Poveda de la Sierra existen centros de BTT para informarse de esas rutas, y hasta alquilar las bicis.

Visita Aranjuez

Durante muchos kilómetros el río Tajo se convierte en la frontera entre Castilla La Mancha y la Comunidad de Madrid. Pero finalmente se adentra en territorio madrileño para darle sentido a uno de los lugares más monumentales de todo el país. Es el Real Sitio de Aranjuez, ubicado al sur de la capital, y al que siempre es recomendable hacer una visita.

Allí se conserva el palacio que servía de villa de recreo a los monarcas, así como unos jardines tan esplendorosos que han inspirado a artistas como el pintor Joaquín Sorrolla o el músico Joaquín Rodrigo. Pero además hay algo estrechamente ligado al río Tajo, y es el Museo de las Falúas Reales, que eran las espectaculares barcas en las que navegaba la familia real por el río Tajo.

Paseo por Toledo

calle-toledo

El río retorna a Castilla La Mancha y allí le espera la capital de la comunidad, Toledo. Una ciudad que antes ya fue capital de España durante el reinado de Carlos I. Por eso y por su intensa historia durante toda la Edad Media, las calles toledanas nos guardan un repertorio patrimonial único, imperdible. Y no solo por su belleza, también por el mensaje de convivencia que nos lanza.

Se la conoce como la Ciudad de las Tres Culturas, ya que aquí convivieron judíos, cristianos y musulmanes, y todos ellos dejaron su huella en la actual ciudad. Y si no basta con visitar la Sinagoga del Tránsito, la Catedral y la Mezquita del Cristo de la Luz. Algo que se puede completar descubriendo las distintas obras toledanas de El Greco, el artista más eminente que aquí ha vivido.

Las sendas del Parque Nacional de Monfragüe de Cáceres

caceres

Acabamos nuestro itinerario por el Tajo español llegando al Parque Nacional de Monfragüe que se encuentra en la provincia extremeña de Cáceres. Un lugar donde la geología, la fauna y la flora merecen detenerse con pausa. Con la pausa que da el senderismo, ya que todo el espacio protegido está articulado por una red de senderos de los más variada.

Así que en Monfragüe a disfrutar de la naturaleza, de las vistas del río desde los roquedos elevados, del avistamiento de aves o de escuchar a los ciervos en la época de la berrea. En fin, un sitio completamente distinto al que el Tajo llegará unos cientos de kilómetros después, ya en tierras portuguesas, en Lisboa. Allí desemboca en el océano y forma un estuario impresionante.

De eso, quizás os hablemos próximamente.

Compartir

Comentarios