5 cosas que puedes hacer en Alicante

Destinos

Alicante es un destino muy habitual para pasar  unas vacaciones a orillas del Mediterráneo. Para ello se cuenta con una amplia oferta de alojamiento. Aprovechándoos de ella, tenéis la oportunidad de contratar los mejores hoteles en Alicante con welcomebeds.com. Y una vez conseguido el lugar donde hospedarse ya solo queda disfrutar de vuestro viaje.

5 cosas que puedes hacer en Alicante.

1. Tomar el sol en las playas de Alicante

Todo el litoral de la provincia alicantina ofrece unas playas maravillosas. Es lo que se conoce como la Costa Blanca. Y por supuesto, también la capital de la provincia dispone de varias de estas típicas playas mediterráneas, que aquí además cuentan con la ventaja de ser casi todas ellas playas urbanas, de manera que casi saliendo de la arena se puede disfrutar de todas las comodidades y servicios de una gran ciudad.

De las diferentes playas alicantinas destacan dos sobre el resto: Playa de San Juan y la del Postiguet. Pero no son las únicas que se reparten por la larga costa de este término municipal. También se pueden visitar otras como la de la Albufereta o la de los Saladares, por no hablar de tres pequeñas calas situadas en el Cabo de la Huerta, son las calas de Cantalares, de la Palmera y de los Judíos.

2. Subir al Castillo de Santa Bárbara

Leonid Andronov

Leonid Andronov

De todo el núcleo urbano destaca especialmente el castillo de Santa Bárbara, elevado sobre el centro de la ciudad. Esta fortaleza y el monte Benicantil sobre el que se eleva han sido testigos de toda la historia de este lugar. Por ello, se convierte en una visita imprescindible para aquellos que hagáis una escapada a Alicante.

Allí os espera una construcción que básicamente se remonta a la ocupación árabe de la ciudad, si bien se puede leer su larguísima historia en el MUSA, el Museo de la Ciudad que hay en su interior. Y sobre todo, subir hasta el Castillo de Santa Bárbara permite disfrutar de las mejores vistas de la urbe, su puerto y su bahía.

3. Entrar al MARQ de Alicante

Cualquier apasionado por la historia no solo tiene que subir al Castillo de Santa Bárbara, también tiene que entrar al MARQ, el fantástico Museo Arqueológico, premiado por su novedosa museología, la cual hace que cualquier persona goce enormemente de sus exposiciones y de una forma muy amena aprenda sobre arte e historia. Sin duda, la gran sorpresa de un viaje a Alicante.

4. Viajar con niños a Alicante

Todo lo que hemos dicho hasta ahora son actividades que se pueden hacer también con niños. Ir a la playa, subir a un castillo y entrar a un museo de lo más entretenido. No obstante, también os vamos a recomendar ir al Parque El Mundo de los Niños, ubicado en las proximidades del puerto y donde se cuenta con diversas atracciones para que los más pequeños pasen unas horas muy entretenidos.

5. Comer en Alicante

 Aleks Kend

Aleks Kend

Desde luego durante un viaje a la Comunidad Valenciana hay que comer arroz, al menos un día, aunque estamos seguros de que serán más. Más aún en una ciudad como Alicante, donde cualquier restaurante ofrece una amplia gama de platos cocinados con arroz. Están el arroz al horno, a banda (con mariscos), negro (con tinta de calamar) y el arroz de fessols i naps (judías y nabos).

Y por supuesto se puede comer paella a base de arroz, verduras, conejo y pollo. Y si es obligado comer arroz durante una estancia en Alicante, lo mismo ocurre con su exquisita fideuá, en la que no puede faltar la salsa alicantina por antonomasia: el alioli. ¡Buen provecho!

Imagen principal cortesía de holbox

Compartir

Comentarios