6 razones para viajar a Ibiza este verano

Destinos

Viajar a Ibiza y disfrutar de todo su encanto en verano es una experiencia que nadie debería perderse. Casi debería ser obligatorio disfrutar de la mayor de las islas Pitiusas al menos una vez en la vida. Un clima privilegiado, playas y calas de ensueño, atardeceres inolvidables, noches eternas, una oferta gastronómica suculenta y un patrimonio que sorprende a todos sus visitantes. Esto y mucho más os espera en esta isla distinta a cualquier otra.

Previsión para unas vacaciones en Ibiza

Por las razones que ya hemos esbozado, Ibiza lleva unas cuantas décadas convertida en un destino vacacional preferente. Así que cuenta con una oferta turística abundante y, aún así, no es raro que la demanda supere a la oferta. Es decir que os recomendamos buscar el mejor hotel en Ibiza mediante welcomebeds.com, como hacemos siempre. Pero además hacerlo con la mayor antelación posible, para así tener garantizada esa habitación soñada.

Una vez que se conoce la isla y se pasan unas vacaciones en Ibiza se comprende porque son tantas las personas que ansían viajar allí. Sus encantos son muchísimos, por lo que ahora os vamos a nombrar algunos que os maravillarán.

Un mar Mediterráneo excepcional

Una de las razones más evidentes para viajar a Ibiza es disfrutar del mar que rodea a la isla. En pocos lugares de toda la cuenca mediterránea, este mar está tan limpio como aquí. No en vano en esta zona, los fondos marinos son ricos en el alga posidonia oceánica, que hace de filtro natural del agua, y le otorga esa pureza excepcional. Una riqueza a conservar, tanto es así, que esas praderas submarinas de posidonia están declaradas Patrimonio de la Humanidad. Y gracias a ella las calas y playas ibicencas cuentan con unas aguas cristalinas.

Más Patrimonio de la Humanidad

Por supuesto que un poco más adelante os vamos a hablar más en profundidad de esas playas de Ibiza. Pero antes os queremos comentar otra cosa que sorprende a los viajeros: la riqueza patrimonial de la isla. Pese a su pequeño tamaño tiene otros elementos culturales que también declaró la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Son sus yacimientos antiguos de Ses Caletes y el de Puig des Molins, así como el núcelo antiguo de Dalt Vila en la propia ciudad de Ibiza.

Las playas de Ibiza

Lo prometido es deuda, así que os vamos a hablar de las playas ibicencas que disfrutan de un mar excepcional. Una de ellas es la Playa d’en Bossa, de las más largas de la isla. Al igual que en la ciudad de San Antoni también hay magníficas playas.

Si bien, tal vez lo más carismático del litoral de Ibiza sean sus calas más recogidas. Algunas tan bellas como la Cala Mayor frente al misterioso islote de Es Vedrá. También se pueden citar las calas de Es Canar, Cala Saladeta o S’Illot, todas ellas auténticos remansos de paz.

En cambio, hay otra cala, la de Benirras, que todos los atardeceres se convierte en una fiesta. Allí se reunían hace años los jóvenes hippies que descubrieron Ibiza al turismo, y desde ahí contemplaban increíbles puestas de sol en el horizonte. Todo un acontecimiento visual que acompañaban de la música de los tambores. Y eso se convirtió en una tradición que hoy pervive en este rincón de la isla.

Más recuerdos hippies

Esa fiesta de los tambores no es el único recuerdo de los años hippies en Ibiza. También quedan varias poblaciones como Santa Gertrudis o San Miguel que guardan algunos de los negocios inspirados en aquellos años de libertad. Son bares o tiendas de ropa que, por supuesto, tienen los típicos diseños que todos relacionamos con Ibiza.

Si bien no todos son negocios heredados. Unos pocos de aquellos hippies de los años 70 echaron raíces aquí, y todavía mantienen ellos o sus descendientes unas formas de vida alternativas y basadas en las artesanías. Eso se puede ver en los mercados que semanalmente reúnen a los artesanos locales.

Deportes náuticos

Ya hemos dicho que una de las razones para viajar a Ibiza es disfrutar de su mar Mediterráneo. Pues bien, no solo nadando en la playa. También hay una amplia oferta de deportes náuticos. Se pueden contratar excursiones para hacer esnórquel, kayak o navegar a la búsqueda de rincones mágicos.

La noche de Ibiza

Para el final hemos dejado el apartado de la Ibiza más festiva. Aquí están algunas de las discotecas más afamadas de Europa, y durante el verano no cierran ninguna noche. Hasta aquí traen jóvenes de todo el continente y a los mejores dj’s del mundo. Así que si lo tuyo es bailar, trasnochar y la música electrónica, Ibiza en verano es tu destino.

Pero si no te atrae este aspecto de la isla, no te preocupes, puedes gozar igualmente de ella. Es uno de los encantos ibicencos, ya que pese a su pequeño tamaño siempre hay lugares en los que perderse y quedarse maravillado frente al mar.

Compartir

Comentarios