Bahamas, un paraíso entre el Caribe y el Atlántico

Destinos

¿Qué esperas para viajar a las Bahamas? Seguro que te suena a paraíso terrenal en el mar Caribe. Y así es. Un archipiélago que te ofrece la posibilidad de pasar unas vacaciones inolvidables. Podrás disfrutar de sus increíbles playas, de sus fondos marinos, de un patrimonio sorprendente y unos paisajes tropicales exuberantes.

Unas vacaciones en las Bahamas

Lo primero que has de saber es que el conjunto de islas que forman las Bahamas suman más de setecientas. No obstante, la gran mayoría son cayos y pequeños islotes deshabitados. De hecho poco más de una veintena de las islas mayores están pobladas. Y precisamente en ellas es donde se encuentran los elegantes hoteles de Bahamas. Unos alojamientos que puedes conocer gracias a welcomebeds.com.

Lo mejor de Bahamas

Como te hemos dicho, el archipiélago bahameño es muy amplio, y allí tus vacaciones se podrían prolongar eternamente. Pero como eso rara vez es posible, vamos a intentar guiarte por los mayores atractivos de estas islas.

Gran Bahama

Como su propio nombre indica, esta es una de las islas más grandes del país. Y también de las más atractivas. Para empezar por su completa oferta hotelera, donde siempre priman los establecimientos de alta gama, con hoteles en los que no falta ningún tipo de detalle, habitualmente a la misma orilla del mar y posiblemente con acceso a pistas de tenis y algún campo de golf cercano.

Pero aunque cueste, te invitamos a salir de tu hotel y descubrir la isla. Aquí te espera un mar plagado de cuevas submarinas, de las cuales encontraréis un buen número en el Parque Nacional Lucaya. Además de eso tiene extensas playas y la acogedora ciudad de Freeport. O lo que es lo mismo “puerto libre”, un buen lugar para hacer compras de productos exclusivos a muy buen precio.

Nassau

Otro de los referentes del turismo en Bahamas es la isla de Nassau. Allí se encuentra la capital del mismo nombre. Seguramente es la ciudad que mejor guarda la esencia de la vieja colonia británica que fue este archipiélago. Es decir, hay que darse un tranquilo paseo por su centro monumental con la Casa del Gobernador o la Plaza del Parlamento; e ir hasta Fuerte Charlotte.

También es recomendable reservar tiempo para conocer su Jardín Botánico, que plasma todo el esplendor del trópico; y perderse en el Observatorio Coral World, que nos da idea de la riqueza submarina de esta zona del mundo. Y para tomar algo hay que ir a la zona de Fish Fry, repleta de tabernas y bares para tomar las delicatesen gastronómicas locales como la langosta o el caracol gigante (conch).

Eleuthera

Otra isla que no hay que perderse es la de Eleuthera. Se trata de una de las islas de Bahamas ubicadas más al este y por lo tanto en el límite del Caribe. De hecho aquí deberás visitar el Glass Wind Bridge. Un puente en el que tendréis a un lado el océano Atlántico y al otro el mar Caribe.

Andros

De entre todas las islas bahameñas la de mayor extensión es Andros. Un vergel en tierra por su espesa vegetación. Hay que hacer excursiones para adentrarse en el corazón de la isla. Si bien los hoteles están en la costa y todos ellos organizan fantásticas excursiones para sumergirse en la barrera de coral que rodea Andros.

Más islas a visitar en Bahamas

En realidad, cualquier hotel de Bahamas os va a invitar a numerosas excursiones en catamarán, lancha o todo tipo de barcos para conocer otras islas y sus fondos marinos. Aquí van algunas recomendaciones. Se puede ir a Harbour Island, a Cat Island, a la isla Paraíso o a Las Exumas. En todas ellas os esperan playas de fina arena, un clima estupendo y el mar más transparente que veréis nunca.

Además os contarán historias de los muchos piratas que por aquí han navegado y beberéis el ron local. Como decíamos al comienzo, ¿qué esperas para conocer las Bahamas?

Compartir

Comentarios