Cabrera, un tesoro del Mediterráneo

Inspiraciones

Cabrera y su pequeño archipiélago es una de las grandes joyas naturales que atesora las Baleares. Un conjunto de 19 islas e islotes vecinas a Mallorca y que conforman el Parque Nacional marítimo-terrestre del Archipiélago de Cabrera. ¿Lo conoces? Si pasas unas vacaciones en la mayor de las islas Baleares no pierdas la oportunidad de descubrirlo.

Excursiones a Cabrera

Una de las excursiones más enriquecedoras que se pueden hacer durante unas vacaciones en Mallorca es la que os llevará hasta Cabrera, la mayor de las islas de este parque nacional. Independientemente de donde esté vuestro hotel en Mallorca, lo mejor será dirigiros hasta la zona sur de la isla. Concretamente a la conocida Colonia Sant Jordi.

Desde ahí parten las embarcaciones de varias empresas especializadas en las visitas a este espacio protegido. Apenas son 11 millas náuticas de recorrido, pero una vez allí os esperan distintos tipos de itinerarios por Cabrera. Un poco más adelante te vamos a contar algo más sobre esos lugares a descubrir. Pero ahora queremos contaros algo de la historia de Cabrera para que sepáis algo más del lugar.

Un poco de historia

Hoy en día el gran valor de Cabrera reside en su naturaleza, tanto en tierra como en sus fondos marinos. Pero lo cierto es que es un territorio que tiene una larga historia. Por aquí han pasado los cartagineses, los romanos o los piratas berberiscos. Y ha servido tanto de hospicio como de prisión, sobre todo para los prisioneros franceses hechos durante la Guerra de la Independencia a comienzos del siglo XIX.

Pero todavía hay más datos de interés. Cabrera permaneció durante siglos en manos privadas. Sin embargo, tras un incidente diplomático durante la Primera Guerra Mundial pasó a manos del Estado.

Eso precisamente impidió décadas después que se levantaran aquí grandes complejos turísticos. Y finalmente en 1991 se protegió el archipiélago como Parque Nacional, gracias a lo cual hoy se conserva esplendorosa para los amantes de la naturaleza.

Cosas que ver en Cabrera

Como ya hemos dicho, hay diferentes actividades y cosas que ver durante la visita a Cabrera. Así que os vamos a presentar lo más interesante de todo.

Sa Cova Blava

Comencemos por una de las zonas más espectaculares y de visita obligada. Es Sa Cova Blava, la “cueva azul”, una cavidad marina que se visita a bordo de una embarcación y en la que la luz solar y los reflejos generan un colorido tan vistoso que le da nombre a la gruta.

El Faro de N’Ensiola

Uno de los itinerarios más espectaculares en Cabrera es el que lleva hasta la península de N’Ensiola donde se encuentra este faro. Una de las construcciones más carismáticas de la isla, y, por supuesto, con unas vistas maravillosas sobre el litoral.

Es Castell

No obstante, si hablamos de edificios en Cabrera hay que nombrar el más antiguo de todos: su castillo que data ni más ni menos que del siglo XIV. Una construcción que se puede recorrer por libre y en la que es fácil evocar los tiempos en los que por aquí navegaban piratas.

Es Celler

También es muy recomendable llegar al museo etnográfico de Es Celler situado en una vieja bodega. El mejor sitio para conocer la historia de esta isla. Además de que el camino para llegar hasta ahí desde la playa des Pagès es todo un deleite para los amantes del senderismo.

Sierra de Ses Figueres

También es una caminata muy bella la que discurre por las zonas del sur y el este. Va por la sierra de Figueres y se tienen vistas a distintos islotes del archipiélago, así como al atractivo acantilado de Codolar de l’Imperial.

El Centro de Visitantes del Parque

No obstante, se haga el recorrido que se haga es obligado acercarse hasta el Centro de Visitantes del Parque Nacional de Cabrera. Allí tendremos la posibilidad de conocer todas sus maravillas marinas y terrestres, gracias a su moderno montaje museográfico en el que no faltan varios acuarios que podemos recorrer en el interior de un ascensor.

Bucear

Tras todos los itinerarios por tierra, sin duda, el complemento idóneo es hacer alguna inmersión submarina. Nos espera un hábitat muy bien conservado y por el que nadan centenares de especies acuáticas. Por tanto, sumergirse en estas aguas y sentir toda la riqueza del Mediterráneo será uno de los grandes recuerdos que nos llevemos de una excursión a Cabrera.

Compartir

Comentarios