Conoce la espectacular playa de Gulpiyuri en Asturias

Inspiraciones

Asturias, Paraíso Natural. Un eslogan turístico que sobre todo es una auténtica realidad. Y la playa de Gulpiyuri es una muestra más de ello. Una playa extraordinaria en el sentido más literal de la palabra. Y si no, ¿se imagina alguien una playa en la que tumbarse en la arena o darse un chapuzón en sus aguas y que no quede ante nuestros ojos a lo lejos el horizonte y el inmenso mar? Pues bien, eso precisamente es lo que ocurre la playa asturiana de Gulpiyuri.

Unas vacaciones en Asturias

Ya hemos dicho que Asturias es un destino ideal para todos aquellos que relacionan las vacaciones con disfrutar de la naturaleza. Aquí la van a encontrar exuberante, hermosa y en sus más variadas versiones. Desde lugares de montaña fantásticos como los que acoge el Parque Nacional de los Picos de Europa hasta las relajantes playas que se prolongan a lo largo de la Costa Verde, como es el caso de la peculiar playa de Gulpiyuri.

Pero entre ambos extremos hay un sinfín de paisajes a descubrir, de senderos a recorrer y de deportes de aventura con los que disfrutar. Así que hay una Asturias para cada turista, al igual que hay un hotel para cada viajero. Compruébalo tú mismo en el surtido catálogo de hoteles en Asturias que te ofrecemos en welcomebeds.com.

Ir a la playa de Gulpiyuri

Independientemente del emplazamiento que elijas para el hotel de tus vacaciones en Asturias, te recomendamos acercarte un día a esta joya de la naturaleza que es la playa de Gulpiyuri. Para llegar tendrás que buscar en el mapa la población de Naves, la cual se encuentra entre los núcleos más grandes de Llanes al este y Ribadesella al oeste. Y una vez en Naves pronto se comienzan a ver las indicaciones para visitar la playa, el gran orgullo de esta localidad astur.

Única en la Costa Verde

A lo largo de la Costa Verde, e incluso en el diverso litoral del mar Cantábrico, la playa de Gulpiyuri es única. En todo el norte de España hay playas que son auténticas maravillas naturales como la playa de las Catedrales en la Mariña Lucense, joyas donde ver el atardecer como la playa del Silencio en el bello pueblo asturiano de Cudillero, caprichos de la naturaleza y la arena como el Puntal en Cantabria, o una de las mejores playas urbanas del mundo como es la Concha de San Sebastián.

Habría muchas otras playas mencionables, ya solo en Asturias. Allí nos esperan la de Peñarronda en Tapia de Casariego, la de Lafranca, la de Yago en Gozón, la de Aguilar en Muros de Nalón o la de Poo en Llanes. Pero repetimos ninguna como la de Gulpiyuri. ¿Por qué? Ahora vamos a intentar describirla, aunque por fortuna las fotos ayudarán a imaginársela, ya que su rareza hace que sea difícil la comparación con las playas tradicionales. Y es que ¡la playa de Gulpiyuri le da la espalda al mar!

Un fenómeno kárstico

La explicación es que es un playa interior fruto de la constante erosión del mar Cantábrico sobre un acantilado del litoral. Una erosión que hace mucho, mucho tiempo, generó una cueva en el gran roquedo. Pero el progresivo desgaste hizo que aquella cueva perdiera su techo en el interior. Es decir, aquella caverna se derrumbó y solo quedó parte de ese acantilado como si fuera una fachada marina. Y así sigue. La playa de Gulpiyuri era el interior de aquella cueva que ahora está al aire libre.

De esta manera las aguas del mar se filtran por la parte baja del acantilado y se convierte en una pequeña piscina sin apenas oleaje, ya que el gran roquedo se convierte en una pantalla protectora. Es un lugar tan hermoso como singular. Y solo tiene un inconveniente, y es su pequeño tamaño, ya que en la playa de Gulpiyuri apenas caben dos decenas de personas. Eso sí, los afortunados disfrutan de uno de los lugares más mágicos de la geografía asturiana.

Compartir

Comentarios