Cosas que hacer en Roses

Inspiraciones

Roses es una de las poblaciones más atractivas que se pueden visitar en la Costa Brava. Una localidad que está muy acostumbrada a recibir viajeros de todo el mundo que acuden aquí para disfrutar de sus playas, sus encantos paisajísticos, su patrimonio y sus propuestas de actividades en la naturaleza. En definitiva, te invitamos a que tú también hagas una escapada a Roses.

Lo que hacer en Roses

Como decimos a lo largo de todo el año, la población de Roses recibe turistas. Por ello cuenta con una importante oferta de alojamiento. Entre la cual, welcomebeds.com te ofrece los mejores hoteles en Roses, para que disfrutes al máximo de tu estancia en la Costa Brava haciendo cualquier de las actividades que mencionamos a continuación.

Disfrutar de calas y playas

playas en Roses

Ante el núcleo de Roses se abre una bahía del mismo nombre, donde se puede gozar de una amplia playa de aguas muy tranquilas. Pero en el municipio hay otras playas y calas donde tomar el sol o darse un chapuzón.

Por ejemplo, están las playas de l’Almadrava o la de Canyelles, o calas más pequeñas como las de Murtra, Rosella o la más famosa de todas, la de Montjoi. En la cual tenía su sede el famoso restaurante El Bulli.

Practicar deportes acuáticos en Roses

Todas esas playas y calas de Roses no solo son ideales para tomar baños de sol y de mar, también pueden ser el inicio de excitantes actividades deportivas que tienen al Mediterráneo como protagonista.

Y es que toda esta zona es ideal para disfrutar de deportes como el windsurf, el kite o la vela, de manera que se aprovechan los vientos de la Costa Brava. Así como también los fondos marinos de este rincón del Mediterráneo son de lo más atrayentes para practicar buceo y submarinismo.

Descubrir el patrimonio de Roses

Una de las cosas que hay que hacer en Roses es conocer su gran patrimonio histórico. No hay que olvidar que hasta este lugar llegaron los comerciantes de la Antigua Grecia y fundaron una colonia.

De ello queda constancia en el espectacular y vecino yacimiento arqueológico de Empuriabrava. Pero sin salir del núcleo de Roses, también se pueden descubrir ese esplendoroso pasado.

Ciudadela en Roses

Sobre todo en la Ciudadela, donde se ven los restos de lo que fue la colonia griega Rhode del siglo III antes de Cristo. Y junto a ello también hay vestigios de una antigua villa romana y de un monasterio románico.

Todo ello está englobado en el amurallamiento del siglo XVI que mandó construir Carlos I. Una época en la que también se levantó el Castillo Trinitat, hasta el cual merece la pena darse un paseo, para admirar las vistas y el faro de Roses que queda a sus pies.

La gastronomía de Roses

Antes ya hemos nombrado el restaurante que creó en Roses el chef Ferrán Adrià. Y si él representa la alta cocina catalana, lo cierto es que esta población también hay otros establecimientos para paladear los platos más tradicionales de Girona y de la Costa Brava.

Unos platos entre los que no pueden faltar las ensaladas de bacalao o esquixadas, y la escalibada a base de verduras horneadas. Estupendos entrantes para acompañar los platos principales a base de arroces, pescado, marisco y también carne de pollo o conejo. Y es que Roses y toda la Costa Brava es la combinación ideal de mar y montaña.

Compartir

Comentarios