De paseo por Lloret de Mar

Destinos

Lloret de Mar es una de las grandes mecas del turismo en la Costa Brava de Girona. Una población que ejemplifica a las mil maravillas que hacer un viaje a esta zona del norte de Cataluña es algo más que disfrutar del turismo de sol y playa. Lloret por supuesto que tiene su propia playa y encantadoras calas, pero hay más. Demos un paseo por la población y descubrámoslo.

Vacaciones en Lloret de Mar

La tradición turística de Lloret de Mar se remonta varias décadas atrás. ¿Qué significa eso? Que posee unas propuestas de ocio de lo más variadas y una oferta hotelera muy amplia. Hay alojamientos en Lloret de Mar para todos los gustos y bolsillos. Así que es recomendable comparar con tranquilidad este abanico de posibilidades, algo que podrás hacer con las mejores garantías gracias a welcomebeds.com.

Así estamos convencidos de que encontrarás ese hotel en Lloret de Mar ideal para tus vacaciones en la Costa Brava. Y una vez resuelta la cuestión del alojamiento, ya podrás disfrutar de todo lo que te puede ofrecer esta población. ¡Qué es mucho! Síguenos y te lo contamos:

Museo del Mar

Comencemos el itinerario por Lloret de Mar en su vía más emblemática: el Paseo de Mossèn Jacint Verdaguer. En uno de sus extremos se encuentra el Museo del Mar. Un lugar imprescindible para conocer la historia y tradiciones de este población de Girona. Pero no solo nos enseña cosas la exposición del museo, incluso el propio edificio lo hace, ya que se trata de Can Garriga, una de las distintas casas de indianos que se levantaron en la localidad.

Can Font

Otro de los ejemplos de la arquitectura indiana que atesora Lloret de Mar es Can Font. Una construcción de finales del siglo XIX que Nicolau Font i Maig mandó levantar con la fortuna que había traído de América. Y como era habitual en otras mansiones catalanas de la época, se diseñó siguiendo el estilo modernista. No os la perdáis, porque es uno de los mayores tesoros del patrimonio de Lloret.

El Cementerio Modernista

El Modernismo en Lloret no solo es para los vivos, también para es para los muertos. Aquí se puede visitar uno de los cementerios incluido en la ruta de los Cementerios Monumentales Europeos. Una joya del arte fúnebre de una singularidad especial. Sin duda impactante y hasta sobrecogedor.

Iglesia de Sant Romà

De nuevo en el casco histórico de la población, casi en el centro, nos toparemos con la iglesia de Sant Romà. Un templo cuyos orígenes nos trasladan hasta el siglo XVI, cuando todavía se levantaban las iglesias en estilo gótico. Si bien aquello se ha ido modificando con el paso de los siglos. Y por supuesto también hay notas del arte modernista en sus capillas más recientes.

Jardines de Santa Clotilde

No todos los encantos de Lloret de Mar residen en su patrimonio histórico. Una buena prueba son los Jardines de Santa Clotilde creados en la elevación de un acantilado. Posiblemente uno de los miradores más hermosos del litoral de la Costa Brava. Son un lugar de pago, pero merece la pena por el paseo hasta allí y luego por gozar de las vistas y el recinto ajardinado de tono romántico.

Cala Sa Boadella

Cerca de los jardines anteriores está una de las calas más atractivas de Lloret. La conjunción perfecta y emblemática de la Costa Brava. Es decir, un bello mar Mediterráneo, un entorno agreste, rocas y pinares. Si se busca una postal típica, este es el lugar.

El castillo de Sant Joan

La cala Sa Boadella no es el único sitio de baño. Por supuesto hay que citar la playa de Lloret, la cual en su extremo tiene el castillo. Una fortaleza que nos traslada a la Edad Media, al lejano siglo XI. Si bien es verdad que la construcción tiene partes derruidas y otras muy transformadas.

Además desde aquí podemos hacer una atractiva caminata siguiendo alguno de los tramos de los Caminos de Ronda que recorren la Costa Brava. Sin duda unos itinerarios que convencerán al más incrédulo de que estamos hablando de un litoral diferente y con una personalidad propia.

Compartir

Comentarios