Déjate deslumbrar por la playa de Benijo, en Tenerife

Inspiraciones

La playa de Benijo puede ser la gran sorpresa durante un viaje a Tenerife. Si te encanta el ambiente más natural, así como las playas aisladas y salvajes, este lugar te maravillará. De alguna forma es el contrapunto ideal a otras imágenes más tópicas y turísticas de la mayor de las islas Canarias. Un sitio con un encanto especial y que te invitamos a descubrir.

Pasar unas vacaciones en Tenerife

El turismo en Canarias se disfruta durante todo el año, en especial en la zona sur de la isla, donde la bonanza del clima es constante. Por esa razón, algunos de los mejores hoteles de Tenerife se encuentran en su costa sur. Compruébalo tú mismo entre la amplia selección que tenemos preparada para ti en welcomebeds.com.

No obstante, aunque el sur sea la zona más turística, dadas las distancias en la isla siempre se pueden hacer diversas excursiones hacia el centro, donde se alza el majestuoso Teide. Y también hacia el norte, con ciudades como Santa Cruz o San Cristóbal de la Laguna, o los paisajes únicos del Parque de Anaga, donde se encuentra la playa de Benijo.

Las playas de Anaga

Hoy os queremos hablar de la playa de Benijo, pero lo cierto es que en la zona del Parque Rural de Anaga podéis disfrutar de otras playas con un encanto especial. Por ejemplo, muy próxima está la de Almáciga. Y también no muy lejos queda la playa Roque de las Bodegas. En definitiva, que si te gustan las playas aisladas, esta zona de Tenerife te cautivará.

En realidad, la playa de Benijo y sus hermanas son como un gran secreto que guardan con celo los tinerfeños, ya que son ellos los principales visitantes de estos lugares, siendo escaso el número de turistas. Algo muy interesante para todos aquellos a los que no les gusten las masificaciones.

La visita a la playa de Benijo

No obstante, este pequeño paraíso requiere un pequeño esfuerzo. Para empezar recorriendo las reviradas carreteras de Anaga. Un trazado con muchas curvas, pero con un encanto especial por el bosque por el que transita. Así se llega hasta la zona de las Bodegas. Y por allí habrá que dejar el coche.

Luego queda un descenso caminando, a través del sendero hasta la playa. Este no es recomendable para personas de cierta edad, ni para aquellos con problemas de movilidad. Pero para el resto, creednos cuando decimos que merece la pena la caminata.

Características de la playa de Benijo

Una vez que llegamos nos espera una playa salvaje de arena negra. No es muy grande, apenas unos 300 metros, y recomendamos visitarla con la marea baja, para que la franja de arena sea más ancha y así poder disfrutar más cómodamente del paraje.

Es posible el baño, aunque nunca alejándose demasiado de la orilla. Y si el día trae el mar picado, es mejor no tentar a la suerte, ya que podría ocurrir una tragedia. Igualmente se puede disfrutar del hermoso panorama que rodea a la playa de Benijo. Un lugar ideal para contemplar el litoral y los rotundos roques característicos de Anaga, en especial el Roque de La Rapadura y el que lleva el nombre de Benijo.

Una playa salvaje y nudista

Como ya hemos dicho se trata de un lugar aislado, al que solo se accede caminando. Por lo tanto no cuenta con ningún tipo de instalación. Ese es parte de su encanto, y así lo entienden los lugareños que suelen acudir aquí en verano. Mientras que el resto del año está prácticamente asegurada la soledad. Tal vez por eso es un sitio habitual para las personas a las que les gusta el naturismo en la playa.

Buscar un restaurante próximo

Al no haber servicios en la playa de Benijo, lógicamente hay que llevarse bebida o comida si se va a estar mucho tiempo allí. Un tiempo que vendrá marcado por las mareas, ya que cuando sube, la playa se empequeñece mucho, y casi desaparece. De manera que ya que estamos en Anaga lo mejor es buscar un restaurante local.

Seguro que durante el trayecto por carretera se verán diferentes establecimientos, todos ellos con los platos más típicos de la isla, desde las papas con mojo hasta la llamada carne fiesta. Busca el que más te atraiga, y no hay que fiarse demasiado de las apariencias. A veces en Tenerife, la mejor comida se encuentra en locales no demasiado adornados. Son los conocidos guachinhes, sitios de comida popular. Sin duda el menú que más se adecua para disfrutar de un día en playa de Benijo.

Compartir

Comentarios