Descubre el Delta del Ebro

Inspiraciones

El Delta del Ebro a veces no es un área excesivamente conocida de la costa de Tarragona, y sin embargo este destino en Cataluña es fantástico para pasar unos días de vacaciones en un entorno natural privilegiado. Síguenos y te contamos más sobre este lugar.

El Delta del Ebro, fin de trayecto

Tras casi mil kilómetros de travesía del río Ebro por gran parte del norte de España sus aguas desembocan en el mar Mediterráneo. Pero no lo hacen desaguando sin más, sino que hasta aquí el Ebro arrastra constantemente tierras de manera que crea su delta con una particular forma triangular.

Ese Delta del Ebro tiene valor paisajístico en sí mismo, pero también posee una enorme fecundidad que se manifiesta luego en la gastronomía de la zona. Y por si fuera poco, en torno a él históricamente surgieron poblaciones que hoy en día son un atractivo más de la zona. Además de que en ellas existe una interesante oferta de alojamiento que por supuesto está disponible en welcomebeds.com.

O sea que hay que visitar el Delta del Ebro y conocer todos estos atractivos:

Las poblaciones del Delta del Ebro

vista-de-tortosa

Ya hemos avanzado que hay poblaciones muy interesantes y excelentemente preparadas para acoger a los visitantes. Ejemplo de ello son L’Ampolla de Mar o Sant Carles de la Rapita, situadas el norte y sur, respectivamente del Delta del Ebro.

No obstante, quizás la villa más monumental y también de más tamaño es Tortosa, por supuesto bañada por el río. Esta población es una visita obligada durante unas vacaciones en el Delta del Ebro, ya que es imprescindible visitar su hermosa catedral gótica.

Y también merece la pena acercarse a Amposta, cuyo principal monumento está estrechamente relacionado con el río, ya que se trata de un extraordinario puente colgante que une ambas orillas del río desde comienzos del siglo XX.

Cruceros fluviales

El mejor modo de disfrutar del Delta del Ebro es embarcando en los cruceros fluviales que lo recorren. Es entonces cuando se descubre toda la riqueza de este paraje excepcional, que al mismo tiempo que parque natural también es un espacio explotado tradicionalmente por el hombre, sobre todo por su agricultura y su pesca.

La gastronomía del Delta del Ebro

Obviamente esa agricultura y pesca proporcionan los productos gastronómicos más típicos del Delta del Ebro, y es obligado saborearlos durante este viaje. Sería imperdonable no tomarse un arroz local aderezado con marisco, con anguila o con cangrejos.

Son muchos los restaurantes que ofrecen estos sabroso platos, pero en pleno corazón del delta está el paraje de la Encanyissada. Allí es posible degustar esos manjares y además se puede visitar un museo que relata todas las tradiciones que rodean a estas tierras.

Las playas del Delta del Ebro

shutterstock_373826656

Pero ni Tortosa, ni Amposta poseen playas ya que se encuentran en el mismo inicio del Delta del Ebro y a unos cuantos kilómetros del Mediterráneo. Sin embargo, en L’Ampolla y en Sant Carles de la Rapita sí que hay playas. En ambos casos integradas en su propio casco urbano y con un acceso muy fácil.

Sin embargo, las playas del Delta del Ebro más emblemáticas requieren un poquito más de esfuerzo para llegar a dos parajes espectaculares. Uno de ellos es Riumar, ubicado precisamente junto a la desembocadura del río. Y otro es la playa del Trabucador, absolutamente salvaje y que es un extensa franja de arena rodeada por ambos lados por el mar.

Los alrededores del Delta del Ebro

Ya que se pasan unas vacaciones en el Delta del Ebro os vamos a proponer dos destinos tan cercanos como interesantes. Uno al norte y otro al sur. Uno en la misma provincia de Tarragona y otro en la vecina de Castellón. Se trata de tomar la autopista y rápidamente llegar a L’Atmella de Mar o a Peñíscola.

Las razones para visitarlas son diferentes, ya que mientras en L’Atmella se tiene oportunidad de realizar interesantes inmersiones de buceo, en la localidad castellonense de Peñíscola se contempla el famoso y cinematográfico Castillo del Papa.

Elige una de estas excursiones, o las dos si tienes ocasión, ya que sin duda alguna son los complementos perfectos para unos estupendos de días de vacaciones en el Delta del Ebro.

Compartir

Comentarios