Descubre Nueva York

Destinos

El gran encanto de Nueva York es que todos sabemos lo que vamos a ver en la ciudad. Todos hemos visto cientos de veces sus monumentos, sus fachadas, su skyline o sus parques. Y sin embargo, una vez que estamos en esos lugares no dejan de sorprendernos, al mismo tiempo que nos resultan familiares. Por ello, aunque sean visitas tópicas se convierten en actividades imprescindibles e inolvidables durante un viaje a la Gran Manzana.

Una recomendación previa para viajar a Nueva York

Nueva York es una ciudad inmensa y sus atractivos turísticos prácticamente infinitos. Por ello, os recomendamos tener muy claro qué queréis conocer de esta gran ciudad, ya que aquí las distancias son considerables y aunque descubrir el metro neoyorquino es una visita turística imprescindible, tampoco es cuestión de pasarse las vacaciones en el transporte público.

Os sugerimos planificaros un poco el viaje y contratar vuestro alojamiento en una zona acorde a vuestro plan de viaje. No os preocupéis, porque seguro que hay un hotel que se acomoda a vuestros intereses, para comprobarlo solo tenéis que buscarlo en welcomebeds.com y veréis como están a vuestra disposición los mejores hoteles en Nueva York. Y para que hagáis la mejor elección, aquí van unas cuantas pistas sobre qué visitar.

El skyline de Nueva York

shutterstock_526137289

Hay dos formas de disfrutar del conjunto de rascacielos neoyorquinos. Una es embarcar en los ferrys y barcos que navegan por el río Hudson e incluso llegar hasta Staten Island para disfrutar del conjunto de edificios de Manhattan desde la distancia, especialmente al atardecer.

Y otra forma es integrarse en ese bosque de descomunales edificios. Y para ello, lo ideal es subir a los miradores de los edificios históricos como son el Empire State Building, la gran torre del Rockefeller Center o el Edificio Chrysler.

Pasear por Central Park

shutterstock_437289520

Y de las alturas, nos vamos a ras de suelo. Al auténtico pulmón de la metrópoli: Central Park. Una gran extensión verde en el corazón de Manhattan.

Por allí se puede pasear, descansar, ver obeliscos egipcios, un gran lago, hacer deporte, comerse un perrito caliente en un banco o sencillamente maravillarse por los enormes edificios que rodean el parque, entre ellos dos de los grandes museos de Nueva York: el Metropolitan y el de Historia Natural.

De museos por Nueva York

Solo con esos dos museos que hemos nombrado, ya podríamos decir que Nueva York posee algunos de los museos más importantes del mundo. Pero todavía hay muchos otros de primerísimo nivel, como por ejemplo el MoMA, el Salomon Guggenheim, la colección Whitney o incluso el Museo de los claustros medievales en el corazón de la modernidad de Manhattan.

El Puente de Brooklyn

shutterstock_363802793

Vamos a abandonar Manhattan por un momento y para ello lo mejor es atravesar el imponente, cinematográfico e histórico Puente de Brooklyn, una maravilla de la ingeniería del siglo XIX.

Cruzando ese puente obviamente llegamos al barrio de Brooklyn donde nos esperan las típicas fachadas neoyorquinas de ladrillo. Y si lo deseas, en el extremo sur del barrio se puede visitar Coney Island, con su playa y su famoso parque de atracciones Luna Park.

La Estatua de la Libertad

Ya que nombramos islas de Nueva York, hay otra de visita obligada, la pequeña isla donde se encuentra la Estatua de la Libertad, a la cual hay ferrys regulares desde Manhattan. Como también los hay a la isla de Ellis, donde se visita el Museo de la Inmigración, ya que por aquí pasaron durante décadas todos los inmigrantes que llegaron a Estados Unidos.

La noche en Nueva York

Broadway- Andrey Bayda

Broadway- Andrey Bayda

Y para pasar la noche retornamos a Manhattan. Allí las opciones de ocio se multiplican. Una de ellas y la más tradicional es acudir a algunos de los espectáculos y musicales programados en Broadway. Y de paso darse una vuelta por Times Square, que es en sí mismo un gran escenario teatral. Y otra opción es irse a barrios de moda como Tribeca o el Soho para ir a algún novedoso restaurante.

Compartir

Comentarios