Descubrir la Alhambra de Granada

Inspiraciones

Todo el mundo debería visitar al menos una vez en el vida el Palacio de la Alhambra de Granada. Es posiblemente la gran joya del patrimonio histórico y artístico de España. Pero no hace falta ser un experto para valorarlo. Cualquiera lo sabe apreciar porque es un sitio que apela a los sentidos.

En fin, que ninguna visita a Granada está completa si no se entra a la Alhambra.

Conocer la magia de Granada

Una escapada a Granada es una idea magnífica para cualquier época del año. Además de la Alhambra, la ciudad tiene muchos reclamos para que el viaje sea interesante: su gastronomía, su animación, la belleza de su centro urbano con destacados monumentos e incluso sus alrededores naturales con la siempre atractiva Sierra Nevada.

Para comprobarlo basta con preparar un viaje a esta ciudad andaluza y buscar el alojamiento más adecuado en welcomebeds.com, donde están los mejores hoteles en Granada. Una vez hecho esto, ya se puede uno preparar para maravillarse con la magia de la ciudad y de su lugar más carismático: la Alhambra.

La Alhambra en lo alto de Granada

Antes de adentrarse en las maravillas del palacio nazarí de la Alhambra recomendamos contemplar el conjunto monumental desde la ciudad. Desde los miradores habilitados para ello, como el de San Nicolás en el barrio del Albaicín. Es así como uno se comienza a sumergir en la atmósfera de ensueño que envuelve este lugar.

Esa contemplación es mucho más impactante al atardecer. La imagen es tan bella que estamos seguros de que no serás el único que la estés buscando. En ese mirador o en lugares como el Paseo de los Tristes a los pies de la colina de la Alhambra habrá muchos otros turistas.

Y es que Granada es un destino turístico muy demandado, especialmente por la Alhambra. Por eso aquí va otra recomendación. Si piensas hacer una escapada a Granada y descubrir el palacio, es importante hacer la reserva antes por internet para así ahorrarte alguna fila ante la puerta del monumento.

Entrar a la Alhambra

Al entrar en la Alhambra lo primero que se ven son sus murallas, como si fuera un poderoso castillo. Sin embargo, entramos a un palacio, a uno de los palacios musulmanes de la Edad Media más hermosos que se pueden ver en el mundo.

Dentro nos esperan estancias ricamente decoradas, patios donde nunca falta el agua o jardines floridos y esplendorosos. Es decir, un conjunto que impacta por su belleza y que ha inspirado a artistas de todo tipo y procedencia, fueran músicos, pintores o literatos. A cualquiera le saca su vena creativa espacios como estos:

El Patio de los Leones

Uno de los lugares más hermosos de la Alhambra de Granada. Un conjunto donde la delicadeza del arte nazarí es realmente impresionante. Es el patio más famoso pero no el único, hay muchos otros, y algunos tan bellos como el de los Arrayanes.

El Palacio de Comares

Un palacio dentro de palacio, ya que estas estancias eran sus eran la residencia oficial de los monarcas nazaríes. Es decir, si hay un sitio en Granada donde se puede uno imaginar como un auténtico sultán de otros tiempos, es precisamente aquí.

El Patio de la Sultana

Todo el conjunto de la Alhambra es el escenario ideal para leyendas. Pero hay uno en el que el romanticismo se puede palpar desde el primer momento: es el patio de la Sultana.

Los Jardines del Generalife

La Alhambra de Granada, Generalice

El complemento ideal a la visita a la Alhambra son los jardines anexos del Generalife. Un derroche de sabiduría paisajística que no te puedes perder y en el que harás mil y una fotos, casi siempre teniendo como fondo el perfil blanco de Sierra Nevada.

En definitiva, que si piensas viajar a Granada sé previsor y reserva ya tu entrada para la Alhambra. Allí te esperan estos lugares destacados y otros muchos inolvidables como el patio de la Acequia, el palacio de Mexuar o los jardines de Partal. Lugares y sensaciones que no deberías perderte.

Compartir

Comentarios