4 destinos para tener unas fantásticas vacaciones familiares en España

Inspiraciones

Para disfrutar de unas vacaciones en familia hay que procurar elegir destinos que ofrezcan variedad de atractivos. En primer lugar, para contentar a todos los miembros de la familia, sean niños, jóvenes o adultos. Y en segundo lugar, para que no sean unos días monótonos. Para eso hay que estar dispuestos a unos mínimos desplazamientos, de manera que se descubran lugares para todos los gustos y edades.

1. Cantabria

La comunidad de Cantabria es “infinita” como dice su propio eslogan turístico, y realmente podemos disfrutar allí de los atractivos más variados, incluso si nos ceñimos solo a su parte más occidental, para no pasarnos el día en el coche. Allí tenemos reclamos que van a satisfacernos a todos los miembros de la familia.

Parque de Cabárceno, Cantabria

Parque de Cabárceno, Cantabria – Pabl1n

Por ejemplo, se puede visitar el Parque Natural de Cabárceno, toda una aventura para los más pequeños, pero también para los mayores que disfrutan contemplando y fotografiando a la fauna en un estado de semilibertad.

Pero también toda la familia disfrutará yendo hasta el Museo de la Cueva de Altamira y la Neocueva, allí niños y adultos pueden fantasear y aprender sobre una de las épocas más misteriosas de la humanidad: la Prehistoria.

Pero hay mucho más para disfrutar de unas vacaciones inolvidables en esta zona, como por ejemplo disfrutar de la playa en lugares como Suances, descubrir las tres mentiras de Santillana del Mar, o intentar darse un paseo en barca ¿Dónde?… En San Vicente de la Barquera.

2. Costa Dorada en Tarragona

Localidades como Salou o Cambrils en la provincia catalana de Tarragona son un clásico del turismo familiar, especialmente por dos motivos. En primer lugar, hay que tener en cuenta sus grandes playas de poca profundidad y aguas muy calmadas como corresponde a esta zona del Mediterráneo.

Port Aventura en Salou

Port Aventura, Salou – Simon & Vicki / Flickr.com

Y el segundo motivo es la presencia desde hace ya décadas del parque Port Aventura, que cada año renueva sus atracciones y ofertas, por lo que sigue siendo una garantía de diversión y no solo para niños y jóvenes, también los adultos disfrutan aquí de lo lindo y acaban sacando al niño que llevan dentro.

No obstante, la Costa Dorada tiene más razones para ser un destino ideal para unas vacaciones familiares. Por ejemplo, visitar la capital de la provincia. En Tarragona se conservan algunos de los vestigios arqueológicos de época romana más atractivos de España, lo cual bien contado por un guía es muy ameno para todo el mundo.

Y si se prefiere disfrutar del mar, entonces se pueden hacer recorridos muy cortos y divertidos como el que en barco nos lleva de Salou hasta Atmella de Mar.

3. Al sur de Gran Canaria

En la recomendación anterior hemos hablado de un parque temático. Pues bien, las familias que viajen de vacaciones a la zona turística de Gran Canaria, es decir Maspalomas, Puerto Mogan o Arguineguín tienen a su disposición y a escasa distancia varios parques temáticos, hasta cuatro.

Maspalomas en Gran Canaria

Dunas de Maspolomas, Gran Canaria – nito

Cada uno de ellos con una ambientación diferente, como  por ejemplo las películas del Lejano Oeste en el Sioux City Gran Canaria. Mientras, en el Palmitos Park los reyes son los animales del gran zoo, o en el Aqualand Maspalomas se disfruta sin cesar de sus atracciones acuáticas. Y para acabar, nombraremos el Holiday World, que posee una enorme noria para contemplar grana parte de la costa sur de la isla.

Precisamente esa costa fuera de los parques temáticos también es un lugar de aventuras para toda la familia, no solo para disfrutar de las grandes playas, sino también para hacer recorridos en buggys o en camellos por las famosas dunas de arena, o para realizar singladuras en los muchos barcos de recreo que ofrecen sus servicios a los visitantes.

4. El Pirineo de Huesca

Hemos recomendado tres zonas donde hay mar, pues bien, para irse de vacaciones toda la familia y pasar unos días inolvidables no hace falta estar a orillas del mar. También los lugares de interior pueden ser increíbles y más si poseen montañas tan atractivas como las de la cordillera pirenaica por la provincia de Huesca.

Parque Nacional de Ordesa en Huesca

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido – 1tomm

Por cualquier lugar del Pirineo oscense se pueden hacer rutas senderistas adecuadas para todas las edades. En la comarca de Sobrarbe se encuentran algunas de las más famosas, sobre todo aquellas que se adentran en el Parque Nacional de Ordesa, un lugar increíble para toda la familia, por lo que se ve y por lo que se aprende en los diversos centros de interpretación del parque.

Si bien, hay otras posibilidades para el disfrute familiar. Por ejemplo, si se viaja con niños se pueden realizar pequeños recorridos a caballo, lo cual les encanta a los más pequeños. Pero si se viaja con chicos más jóvenes, entonces una actividad con la que toda la familia puede sentirse mucho más que unida es haciendo un descenso de rafting por el río Ara, el único en España de su tamaño que permanece con su cauce más o menos salvaje.

Fotografía de portada: Roberto Caucino / Shutterstock.com

Compartir

Comentarios