Dominica, un paraíso en el mar Caribe

Destinos

La isla Dominica nos puede proporcionar la visión más idílica del mar Caribe. Aquí nos esperan paseos por la jungla tropical que desembocan en sorprendentes lagunas o en cascadas de spot publicitario. Además hay cuevas que explorar, pueblos de costa y, por supuesto, playas bañadas por el mar más deseado del mundo: el Caribe. Eso sí, son playas con una personalidad particular, de un aspecto volcánico tan distinto como cautivador. ¡Atrévete a explorarlo!

Unas vacaciones en Dominica

A diferencia de otros destinos caribeños en los que los grandes resorts de todo incluido son la norma, en Dominica os esperan unos alojamientos menos masivos. El hecho es que el turismo en esta isla ha tomado otros derroteros diferentes a los lugares más playeros del Caribe. Aquí es todo como más íntimo y más natural, y eso también se manifiesta en el tipo de hoteles en Dominica que puedes encontrar en welcomebeds.com.

Busca un hotel que cuadre con tus gustos y presupuesto para desde ahí emprender excursiones que te descubran el territorio isleño, donde te esperan encantos como los que te presentamos a continuación:

Roseau

Vamos a comenzar hablaros de la capital de Dominica, la ciudad de Rouseau. Los atractivos turísticos de esta ciudad se centran en su oferta de servicios y que se puede visualizar a la perfección las costumbres de la población. En general, se puede decir que es un lugar muy tranquilo, salvo cuando se pone el sol, y más los fines de semana. Entonces se pueden vivir allí intensas noches caribeñas de ron y baile.

Las piscinas de Wotton Waven

Para contrarrestar esas noches, muy cerca de la ciudad, a unos escasos 7 kilómetros, están las piscinas termales de Wotton Waven. Son una sucesión de pozas para darse un baño a diferentes temperaturas. Un lugar fantástico que se puede visitar durante todo el día, aunque lo más recomendable es pasar allí el atardecer.

Parque Nacional Morne Trois Pitons

Esas piscinas termales no son más que una de las numerosas huellas del volcanismo en Dominica. Algo que todavía queda más claro en este parque nacional en el interior de la isla. Un lugar para caminar acompañados con un guía que nos permita atravesar su espesa selva tropical y veamos lagos o fumarolas surgiendo de las entrañas de la Tierra.

Indian River

La segunda ciudad de Dominica es Portsmouth, y desde allí se emprenden varias de las excursiones más típicas. Una es la que remonta el río Indio. Una actividad en la que uno se llega a sentir un auténtico explorador que remando se va adentrando cada vez más y más en una selva tan tupida como enigmática.

Boiling Lake

Otra de las excursiones clásicas en Dominica es la ruta senderista que nos lleva hasta Boiling Lake, un lago hirviente. Una actividad en la que se invierte casi toda la jornada pero en la que, además de ver esta maravilla de la naturaleza, hay otras paradas muy interesantes.

Por ejemplo, se ven las grutas de Titou Gorge, o riachuelos de aguas sulfurosas con un olor bastante desagradable. Sin duda, todo un contraste con las aguas cristalinas que surgen de Titou Gorge, donde incluso nos podremos refrescar.

Emerald Pool

No obstante, otro baño imperdible en Dominica es en Emerald Pool, en el centro de la isla. Allí está esta laguna cuyas aguas de color verde sirven para darle nombre. El lugar se encuentra en una antigua plantación y en la actualidad el enclave está rodeado de una vegetación tropical absolutamente espesa, libre y preciosa.

Douglas Bay

Estamos en el Caribe, así que sería incomprensible que os hablaramos de un destino caribeño sin mencionar este mar y zonas de buceo. También aquí las hay, y una de ellas es Douglas Bay. Un lugar donde están las mejores playas y donde uno se puede maravillar con ricos corales solo con hacer esnorquel.

Victoria Falls

Otro lugar acuático increíble son las Victoria Falls, en las proximidades de la población de Delices. Allí hay un salto de agua de hasta 40 metros de altura de lo más fotogénico. Eso sí, la corta caminata para llegar hasta aquí es una pequeña odisea en la que se hace necesario trepar y mojarse en el río que es casi el camino de llegada. Sin duda, la expresión del turismo más salvaje que ofrece Dominica, donde todavía quedarían fantásticos lugares por descubrir como el volcanismo submarino de Champagne Reef, los acantilados de Wavine Cirique Waterfall o las montañas de Red Rocks.

Compartir

Comentarios