El descenso del Sella

Inspiraciones

El descenso del Sella es una de la pruebas piragüistas con más tradición en toda España, y cada año reúne a miles de amantes de ese deporte. Pero no es un hecho puntual que solo se produzca a comienzos de agosto. La fama de esta competición ha supuesto un verdadero empuje para el turismo en esta zona de Asturias. ¿

Todavía no la conoces? Pues no tardes porque es un entorno fantástico. Para descubrirlo te basta con buscar tu hotel en welcomebeds.com y emprender un viaje de lo más divertido y variado.

La prueba internacional del descenso del Sella

El descenso internacional del río Sella siempre se celebra el primer sábado de agosto. Y como nos indica su nombre se trata de una prueba a la que acuden piragüistas de todo el mundo, ya que es una de las más queridas del calendario internacional.

shutterstock_Untitled design

Todo el descenso de unos 15 kilómetros entre las localidades de Arriondas y Ribadesella es de lo más espectacular, pero siempre la imagen más emblemática es el punto de salida, donde se acumulan miles de remeros en la orilla antes de que dé comienzo la prueba.

El descenso del Sella para amateurs

La verdad es que no hay que ser un gran experto en el deporte de los remos para practicar el mismo recorrido que los especialistas. El descenso del Sella es relativamente sencillo y su dificultad es mínima. No obstante, no deja de ser un río con sus factores impredecibles. Por ello, si alguien se anima a bajarlo, es mejor que recurra a las empresas que ofrecen sus servicios y canoas para hacer el recorrido. Además de que la experiencia será más segura, también será mucho más enriquecedora.

Otras actividades cerca del Sella

shutterstock_Untitled design-3

No solo se puede hacer piragüismo en las aguas de este río. También nos hallamos muy cerca de los paisajes del Parque Nacional de Picos de Europa, por lo que se pueden emprender diversas rutas senderistas apasionantes. Y si lo tuyo sigue siendo el agua, verás que las mismas empresas que ofrecen el descenso del Sella, también proponen otras actividades como el rafting o el barranquismo.

Sin salirnos del río Sella hay otra actividad acuática de enorme fama. Estamos hablando de la pesca. Y en concreto la pesca del salmón que tiene lugar con la llegada de la primavera. De hecho, cada año hay una reñida competición por ver quién pesca el primer salmón de la temporada, el campanu, el cual se subasta a un precio muy alto, que suelen pagar por prestigio alguno de los restaurantes de la zona.

La gastronomía asturiana

Esos mismos restaurantes son uno de los atractivos turísticos de esta zona, y en realidad de todo el Principado de Asturias. Son establecimientos donde no solo hay los salmones que se pescan en el Sella. También entre sus menús destacan los mariscos y pescados capturados en el vecino Cantábrico, y la carne de las vacas que pacen en los pastos de toda esta región.

shutterstock_Untitled design-4

Y además de eso hay especialidades locales como el queso de Cabrales, el cachopo, o las fabes, tanto en la contundente fabada como en el típico plato de fabes con almejas. Platos tradicionales de lo más especial que suelen acompañarse con la sidra asturiana, cuyo buen escanciado es la clave para multiplicar su sabor.

Inicio y final del descenso del Sella

Ya hemos comentado que Arriondas es donde comienza la famosa prueba piragüista, pero además de ello, es una localidad que bien merece un paseo. Y lo mismo ocurre con Ribadesella, si bien para ser exactos las piraguas acaban su carrera un poco antes, en la población de Llovio

No obstante, una vez llegados allí bien merece la pena acercase a esta hermosa población asturiana, cuyo gran atractivos son las diferentes playas repartidas por su término municipal, siendo la de Santa María la más emblemática. Y tampoco hay que olvidar que aquí está la Cueva de Tito Bustillo, uno de los grandes tesoros del arte rupestre en España.

Compartir

Comentarios