Enamórate de la paradisiaca isla Saona

Inspiraciones

Isla Saona, a un paso de los más famosos focos del turismo en República Dominicana, es uno de los grandes tesoros naturales del país. Un viaje a este país caribeño siempre consiste en disfrutar de sus playas únicas, su clima privilegiado, de conocer lugares cargados de historia y tradiciones, así como quedarse maravillado con su exuberante naturaleza tropical. Y en ese sentido, Isla Saona es un lugar imprescindible.

Vacaciones en República Dominicana

La naturaleza, playas idílicas, tradiciones ancestrales… todo eso constituyen los grandes atractivos de las vacaciones en República Dominicana. Pero otro factor clave para elegir este destino turístico es disfrutar de su increíble oferta hotelera. Los hoteles y resorts en República Dominicana se caracterizan por sus ofertas de vacaciones Todo Incluido. Una oportunidad magnífica de disfrutar de sus instalaciones de ensueño.

Gran parte de los resorts y hoteles en República Dominicana que te ofrecemos en welcomebeds.com son de este tipo. Elige el mejor para tu gusto y presupuesto en diferentes sectores como La Romana, Bayahíbe o Punta Cana, todos ellos focos muy cercanos a Isla Saona. Un lugar al que deberás hacer una excursión, porque realmente merece la pena.

Isla Saona, dentro de un parque nacional

La Isla Saona, bañada por el mar Caribe y al sur del país, es un lugar de visita principalmente. Es cierto que existe la posibilidad de pernoctar allí, pero la realidad es que los grandes hoteles de República Dominicana se encuentran en la costa de la isla mayor. De hecho, la magia de Isla Saona se debe a que es un espacio protegido y por eso está integrada dentro del Parque Nacional Cotubanamá, hasta hace poco conocido como Parque Nacional del Este.

Eso nos da una idea de que se trata de un territorio privilegiado desde un punto de vista natural, tanto en su superficie terrestre como en su entorno de arrecifes de coral.

Los tesoros de Isla Saona

Las excursiones a Isla Saona nos mostrarán su riqueza botánica, ya que en su pequeña extensión hay distintos tipos de bosques, y entre ellos destacan sus espesos y misteriosos manglares. Pero si la vegetación es esplendorosa, lo mismo se descubre de su fauna. Con un poco de suerte se ven numerosas aves marinas y, sobre todo, distintos tipos de tortugas como la carey o la tinglar. Eso por no hablar de las iguanas o el murciélago pescador.

Y una vez que nos adentramos en las aguas del entorno nos maravillarán sus corales, así como los simpáticos delfines y los manatíes. En definitiva, ya solo con esto hay motivos más que suficientes para hacer una excursión a la Isla Saona. Pero todavía nos esperan más sorpresas allí.

Una playa única

Podríamos mencionaros otros lugares de visita vinculados con la etnia originaria taína, como puede ser la Cueva de Cotubanamá. Sin embargo, si estás pensando en pasar unas vacaciones en República Dominicana, sin duda que estás deseando conocer algunas de las mejores playas del Caribe. Pues bien, una de las más espectaculares está en Isla Saona. En su costa sur se halla la conocida como Canto de la Playa, un verdadero paraíso de aguas cristalinas, arenas blancas y cocoteros para dar sombra. Un paraje inolvidable.

Llegar a Isla Saona

Estamos convencidos de que la excursión a Isla Saona os maravillará. Es una visita tan irrenunciable durante vuestras vacaciones en República Dominicana, tanto como acercarse algún día hasta la capital del país, Santo Domingo y su conjunto colonial declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Además desde los distintos hoteles de toda la costa sur y este de República Dominicana se pueden contratar estas excursiones. Tanto si se está alojado en los sitios más cercanos de La Romana o Bayahíbe, como si nuestro hospedaje está en otros lugares turísticos un poquito más alejados como pueden ser Punta Cana y Bávaro en la zona oriental, o las poblaciones costeras de Juan Dolio o Boca Chica.

Nuestro consejo es que si uno pasa sus vacaciones en cualquiera de estos lugares, se guarde un día para hacer la excursión a Isla Saona. Un lugar paradisiaco y que como decíamos ya en el título, os enamorará.

Compartir

Comentarios