Guía de Badajoz

Destinos

Buscas hacer un viaje que sea toda una sorpresa. Te proponemos un destino: Badajoz. Posiblemente no sea el lugar de Extremadura más famoso, pero te garantizamos que hacer una escapada de fin de semana a Badajoz puede ser una magnífica idea. Una oportunidad para descubrir una urbe muy acogedora y al mismo tiempo alejarnos de nuestras rutinas cotidianas.

¿Qué te espera en Badajoz?

Badajoz es un lugar para pasear y así descubrir su rico patrimonio histórico. Pero hay que ir con calma y alternar las visitas culturales con entrar a sus bares y restaurantes para saborear una gastronomía espectacular. En definitiva, esperamos convenceros sobre lo interesante que es viajar a Badajoz. Y si es así, no os olvidéis de buscar los mejores hoteles en welcomebeds.com.

Lo imprescindible de ver en la ciudad. Guía de Badajoz

A continuación os presentamos las mejores cosas que se pueden ver y hacer en Badajoz, pero aún así os invitamos a perderos por la ciudad y que sea la capital pacense la que os muestre sus peculiares encantos.

La Alcazaba

0043_1

Se puede decir claramente que Badajoz posee una de las alcazabas o fortalezas árabes mejor conservadas de toda España. Y esta construcción ubicada en el Cerro de la Muela fue el germen de la propia ciudad que se fundó en el año 875.

La visita a la Alcazaba de Badajoz es imprescindible para ver en su interior el Palacio de los Duques de Feria, convertido en museo arqueológico. Pero sobre todo para ver los restos de la arquitectura musulmana las puertas abiertas en sus murallas, como las del Capitel o de la Atalaya. Y también para admirar la Torre Espantaperros, uno de los símbolos pacenses.

Las plazas Alta y de San José

Ya hemos nombrado la puerta del Capitel, pues bien atravesándola en dirección a la ciudad se llega a un amplio espacio urbano configurado por la plaza Alta y la de San José, verdadero epicentro de la vida social pacense, ya que desde antiguo aquí se encontraba el zoco.

Además de ello el lugar tiene su encanto por las fachadas rojas de sus construcciones y por edificios como el convento de las Madres Adoratrices o el viejo ayuntamiento de Badajoz que se construyó en estilo mudéjar, tal y como recuerdan sus elegantes arcos de herradura.

La Catedral de Badajoz

Badajoz,_Catedral_122-2

No obstante el actual ayuntamiento se halla en la plaza de España, donde también se levanta la Catedral de San Juan Bautista. Un templo que sustituyó en el siglo XIII a una mezquita y que hoy es una de las joyas del patrimonio local. Contrastando con la sobriedad de su exterior, llaman la atención los tesoros de su interior, donde hay hermosos retablos, tapices o esculturas barrocas y renacentistas.

La plazuela de la Soledad

Este espacio peatonal también es uno más carismáticos de Badajoz. Y sorprendentemente lo es porque se contempla la réplica de un monumento de Sevilla. Hablamos de la Giraldilla, que recuerda unos antiguos almacenes del mismo nombre que se abrieron en el pasado siglo XX.
Y también sorprende que este sea un lugar muy transitado estando aquí la ermita de la Virgen de la Soledad, la cual también es una reconstrucción de mediados de la centuria pasada. Ya que la ermita barroca original quedó muy dañada durante los combates de la Guerra de Independencia.

El río Guadiana

Además de los monumentos históricos y artísticos, otro emblema pacense es el río Guadiana, cuyo cauce se convierte en la frontera hispano-lusa. Hay que contemplar ese río, y más aún viendo el Puente de las Palmas con sus más de 30 arcos.

Más atractivos de Badajoz

A_TEATRO_LOPEZ_AYALA_06

Todavía quedarían más lugares monumentales que visitar en la ciudad. Por ejemplo, la iglesia de San Agustín o la neoclásica de la Concepción. Por no hablar del Teatro López de Ayala en el Paseo de San Francisco. E incluso es posible ir al solar del centro de Badajoz que fue una prisión y que hoy es el Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo.

Comprar y comer en Badajoz

En definitiva, que esperamos que os haya entrado el gusanillo de visitar Badajoz y si es así, también os diremos que la zona comercial más típica la encontraréis en el entorno de la calle Menacho.

Y tras tanta visita y compra sin duda reponed fuerzas. Os esperan productos únicos, como los derivados del cerdo de bellota. Y platos tan especiales como las migas, el gazpacho extremeño, la torta de la Serena o los escabeches. En fin, que es imposible visitar Badajoz y acabar con hambre.

Compartir

Comentarios