Iberostar Grand Packard en el corazón de La Habana

Inspiraciones

El nuevo hotel de 5 estrellas Iberostar Grand Packard desde su reciente apertura forma parte de la zona más elegante monumental de La Habana. Y es que está ubicado en el carismático Paseo del Prado, desde el que toda la magia habanera queda a un paso. En fin, que el hotel Iberostar Grand Packard está en el emplazamiento ideal para adentrarse por las calles más emblemáticas de la capital cubana.

Más de 300 habitaciones y suites de lujo

El Iberostar Grand Packard pone a vuestra disposición hasta 321 habitaciones y suites. Todas ellas de alta gama. Si bien os proponemos dos rangos diferentes. Por un lado las habitaciones de categoría Deluxe, en las cuales se ha cuidado hasta el último detalle pensando siempre en vuestro confort. Para ello se cuenta con climatización, caja fuerte, grandes pantallas de televisión con conexión vía satélite, WIFI gratis y con un servicio de habitaciones 24 horas. Con el añadido de las inmejorables vistas sobre lugares tan habaneros como El Prado, el Capitolio o el estrecho de Florida.

Pero si se quiere optar por una categoría superior, el Iberostar Grand Packard ofrece por primera vez en La Habana los servicios más exclusivos de las habitaciones suites de clase Star Prestige. Desde el cóctel de bienvenida y el check in personalizado notaréis que van a ser unas vacaciones inolvidables. A partir de ahí todo son detalles de lo más exclusivos como disponer de una carta de almohadas para vuestro mejor descanso o poder contar con un servicio de mayordomía.

Comer en el Iberostar Grand Packard de La Habana

Si hay una amplia variedad de habitaciones y suites en el Iberostar Grand Packard, lo mismo se puede decir de su oferta gastronómica. Os podréis sentar la mesa de restaurantes diferentes, cuya suma compone una de las mejores propuestas culinarias de la capital cubana, fusionando la cocina criolla con la mediterránea.

Esa fusión donde mejor se saborea es en el Restaurante Biscuit. Pero si se prefiere hacer una inmersión profunda en los sabores antillanos más auténticos, entonces la opción es el Restaurante Tradiciones. Mientras que el Restaurante Español trae hasta La Habana los sabores del otro lado del Atlántico.

Y el cuarto restaurante sería el Clipper, principalmente usado para los desayunos a base de un vasto buffet de platos locales e internacionales. Sin duda el mejor modo de comenzar cada día de unas apasionantes vacaciones en La Habana.

No obstante, si optáis por ser clientes de la clase Star Prestige también estará vuestra disposición el Desayunador Ejecutivo en la décima planta del Iberostar Grand Packard. Un lujazo iniciar el día de forma tan exquisita y con unas vistas incomparables sobre los tejados habaneros.

Y si empezar la jornada así es el preludio de un día maravilloso, también el final puede ser memorable. Basta con acudir por la noche los cuatro bares del hotel tomar una copa. Los hay para todos los gustos. El ambiente relajado junto a la piscina del Snack Bar Bahía, la atmósfera chill out del Pool Bar el Faro, la tranquilidad del Salón Goya Piano Bar o el aroma a buenos habanos que se respira en el Cigar Bar Los Caprichos.

Actividades y ocio en el Iberostar Grand Packard

Las propuestas de ocio sin salir de este hotel Iberostar de La Habana van de lo más relajado lo más movido. Desde gozar del spa y el jacuzzi del hotel, donde además se pueden reservar tratamientos de belleza y corporales, hasta disfrutar de espectáculos de música en directo.

Entre ambos extremos también se puede optar por aprovechar para hacer algo de deporte en el gimnasio del hotel ir de compras por la galería comercial que abre sus puertas en el interior del Iberostar Grand Packard. Allí os esperan boutiques y tiendas de lujo con los mejores recuerdos para evocar a la vuelta este fantástico viaje a Cuba.

Y por supuesto, el propio hotel os puede ofrecer actividades en la capital cubana. Disfrutar de todo lo que os propone el Iberostar Grand Packard es un auténtico placer, pero sería imperdonable no descubrir los encantos habaneros, que son prácticamente infinitos: su patrimonio, sus bares míticos, sus recorridos en coches de los años 50…

Animaros a salir a esta urbe distinta a cualquier otra que hayáis conocido. Un lugar que ha fascinado viajeros de cualquier parte del mundo, entre ellos muchas celebridades. Algunas de las cuales se alojaron en este mismo hotel, como el poeta Pablo Neruda o el actor Marlon Brando. Por entones ya era uno de los más glamurosos de La Habana y se llamaba Hotel Biscuit. Ese glamour lo sigue conservando, pero hoy os aguarda completamente renovado y adaptado a turistas del siglo XXI como vosotros.

Compartir

Comentarios