Jávea, uno de los pueblos más encantadores de Alicante

Destinos

Jávea es la demostración más evidente de que irse de vacaciones al Mediterráneo es mucho más que disfrutar de unos días increíbles de sol y playa. Está claro que la localidad alicantina tiene unas playas de ensueño, de las que os hablaremos a continuación. Pero hay más. Hay un rico patrimonio que descubrir, una rica naturaleza que disfrutar y una oferta náutica de lo más atractiva. Por todo eso, Jávea es uno de los municipios más encantadores de Alicante.

Vacaciones en la Costa Blanca

Jávea es uno de esos sitios que llama la atención en la Costa Blanca. Y eso que el litoral de la provincia de Alicante desborda de lugares atractivos. Allí están Calpe, Santa Pola, Benidorm, Altea… y un sinfín de sitios interesantes. Por eso la Costa Blanca es uno de los destinos más demandados de todo el Levante y posee una oferta de alojamiento estupenda y abundante.

Así que para encontrar el mejor hotel en Jávea, y en general en todo el territorio de Alicante, lo ideal es aprovechar el catálogo de establecimientos que te ofrece welcomebeds.com. Toda una garantía de servicio que te permite que solo te preocupes de disfrutar de la estancia y de actividades como las que te proponemos aquí:

Gozar de las playas de Jávea

Tal y como hemos avanzado, Jávea como buen representante de la Costa Blanca cuenta con magníficas playas. La más concurrida de todas es la del Arenal, ya que es como el gran salón del núcleo urbano. Un sitio donde se encuentran todo tipo de servicios. Si bien los que buscan un poquito más de naturaleza pueden acudir a otras calas repartidas por el municipio, como son Cala Portixol, Cala Ambolo y la más espectacular de todas: Cala Granadella, una estampa emblemática de la población.

Senderismo por el municipio

En total, Jávea cuenta con unos 25 kilómetros de costa y en ellos se disponen todas esas calas de las que os hablamos. Pues bien, una idea estupenda es ir recorriendo esa costa a pie. Nos espera unos atractivos miradores sobre el litoral y, desde luego, la recompensa de darse más de un baño en el Mediterráneo. Sin olvidar el descubrimiento de sitios tan espectaculares como el Faro de la Nao.

En esa ruta se aprecia no solo la belleza de ese paisaje, sino también su riqueza natural. De hecho, parte del municipio se integra dentro del Parque Natural Montgó, donde hay varios itinerarios senderistas más que recomendables, como el que lleva a la Cueva del Camello e incluso el que asciende hasta el propio pico Montgó, con 740 metros de altura y unas vistas privilegiadas.

También deportes acuáticos

Pero retornemos al mar para practicar otras actividades náuticas. Por ejemplo, remar en kayak. Una idea para eso ir en menos de 3 horas desde Cala Portixol hasta el Cabo de la Nao. Una ruta preciosa con vistas a los acantilados, y en la que además hasta podremos hacer un poquito de esnórquel o adentrarnos en la cueva del Cabo de la Nao.

Y quien prefiera hacer inmersiones más profundas, tiene a su disposición diversas empresas que ofrecen la posibilidad de hacer submarinismo en puntos cercanos a los cabos de San Antonio y San Martín. También se puede gozar de esta zona del Mediterráneo haciendo excursiones navegando en airosos catamaranes.

Conocer la historia de Jávea

Además de esas prácticas en la naturaleza hay que aprovechar unas vacaciones en Jávea para conocer su historia. Y el modo más atractivo de hacerlo es paseando por su casco histórico y descubriendo sus monumentos más señalados. Así veremos varias iglesias, aunque ninguna con la prestancia de la de San Bartolomé. O descubriremos las murallas de Jávea que nos hablan de un lugar por el que han pasado diferentes ejércitos y también los piratas.

E igualmente nos habla del pasado de la población la visita al Museo Etnológico. Este tiene una excelente continuación si después nos acercamos hasta los molinos de viento que hay en esta costa desde el siglo XIV. Unos elementos excepcionales, como en general lo son todos los recuerdos que dejan unos días de vacaciones en la Costa Blanca y, más concretamente, en Jávea.

Compartir

Comentarios