La naturaleza en la República Dominicana

Tops

El viaje a República Dominicana por regla general está protagonizado por largas jornadas a orillas de algunas de las playas más espectaculares del planeta, así como por disfrutar de la infinidad de actividades de ocio que proponen los diferentes hoteles y resorts de República Dominicana, muchos de los cuales los podéis encontrar en welcomebeds.com.

No obstante, ya que se hace este viaje hasta este país del Caribe os recomendamos aprovechar para conocer su riqueza natural. Por ello os vamos a presentar los rincones naturales más valiosos de sus diferentes regiones.

shutterstock_311739470

En la Región Este

Las playas de Punta Cana o de La Romana son dos de los motivos principales para tomar un vuelo hasta República Dominicana. Pues bien, una vez allí la Región Este donde se encuentra ofrece otros lugares muy interesantes. Por ejemplo la Isla Catalina, ideal para hacer buceo entre corales. Otra isla de la zona a visitar es la de Saona, perteneciente al Parque Nacional de Este que incluye la jungla tropical que ocupa la parte trasera de las playas más salvajes.

En el entorno de Santo Domingo

shutterstock_513622210

Otro de los lugares de visita obligada durante una estancia en República Dominicana es su capital, Santo Domingo, la cual puede ser un buen lugar para alojarse y disfrutar de la animada ciudad.

Si es así, también os invitamos a desplazaros hasta el Parque Nacional Submarino La Caleta, a unos 20 kilómetros de la urbe. Allí os espera un área de buceo increíble, plagada de peces y corales, y también con varios pecios de gran tamaño ya integrados en la naturaleza submarina.

En la Región Norte

En esta región del país se pueden visitar dos parques nacionales de gran interés. Uno es del que está cercano a la ciudad de Montecrisi, y que lleva su nombre. Y el otro es el Parque Nacional de Isabela en Puerto Plata, lugar donde pasó una temporada el propio Cristóbal Colón. Y ya que se visita Puerto Plata hay que ir a conocer los manglares de Laguna Grigri y también la Loma de Isabel de Torres, a la que se puede acceder mediante un teleférico.

En la Región Sur

Como contraste con la exuberante vegetación tropical de otras zonas de República Dominicana, en esta región se pueden visitar las dunas de Baní, sorprendentemente áridas. No obstante, si hablamos de riqueza natural al sur, hay que hablar por un lado del Parque Nacional de Jaragua, el más extenso del país con una superficie de 1.400 km2.

Y por otro hay que citar el Parque Nacional Isla Cabritos donde está el lago Enriquillo, el lago salado más grande del Caribe.

En la Región Nordeste

A esta zona de República Dominicana os recomendamos encarecidamente acudir entre noviembre y marzo. Entonces es obligado acercarse hasta la Bahía de Samaná y el Banco de la Plata y allí se asiste a la llegada de las ballenas que emigran hasta aquí para dar a luz a sus crías.

En la Región Central

shutterstock_382960123

República Dominicana se identifica con su costa y sus playas, pero también el interior merece una visita. Allí está la montaña más alta del Caribe, el Pico Duarte que alcanza 3.175 metros y que ofrece unas vistas increíbles.

Así como en esta Cordillera Central se pueden ver las grandes extensiones selváticas y cursos de agua espectaculares jalonados por cascadas espectaculares como el Salto de Baiguate o el Salto de Jimenoa de más de 40 metros de altura.

Compartir

Comentarios