Los 6 rincones más románticos de España

Inspiraciones

Un listado con los lugares más románticos de España nunca va a ser al gusto de todos. Cualquiera tiene ese rincón, hermoso o feo, grande o pequeño, urbano o rural, de montaña o costero, que para él, o mejor aún para la pareja, es sin duda alguna el rincón más romántico del mundo. No obstante, si tú todavía no lo tienes y necesitas un lugar para declarar tu amor en un paraje inolvidable, o simplemente lo quieres disfrutar de la mano de la persona a la que amas, aquí tienes nuestras propuestas con los 6 rincones más románticos de España.

1. Teruel y la historia de los amantes

Fuente de los Amantes deTeruel

Fuente de los Amantes de Teruel – holbox

Teruel existe, sí,  y sobre todo como meca de los enamorados. Aquí se puede visitar el sepulcro de los famosos Amantes de Teruel, un escultórico homenaje a los personajes de una obra literaria que ha alcanzado el rango de emblema de la ciudad. Tanto es así que en pleno febrero todos los turolenses se transforman a sí mismos y a su ciudad en el escenario de aquella novela medieval, para mayor deleite de la población y de sus miles de visitantes, que además descubren uno de los conjuntos mudéjares más espectaculares del país.

2. El Huerto de Calixto y Melibea de Salamanca

Huerto de Calixto y Melibea en Salamanca

Huerto de Calixto y Melibea, Salamanca – Brianna Laugher / Flickr.com

En el caso de la citada obra de Los Amantes de Teruel, lo cierto es que literariamente se puede considerar literatura de segunda. Sin embargo, La Celestina es una de las obras cumbre de la literatura española. Pues bien, esta obra está completamente ambientada en Salamanca, ciudad donde viven, desesperan y se aman los jóvenes Calixto y Melibea.

Hoy todavía se pueden seguir los pasos de los personajes por la ciudad, y sin duda uno de los lugares preferidos es el llamado Huerto de Calixto y Melibea, junto al río Tormes, al que siguen acudiendo las parejas al atardecer.

3. Atardecer en Benirras, en Ibiza

Playa de Benirras

Playa de Benirras, Ibiza – Nacho Such

Hablando de atardecer. ¿Hay algo más romántico que tomar la mano de tu pareja, sentarse en la arena de la playa, guardar silencio y dejar que se oculte el sol, mientras le prende fuego al cielo y genera colores y sombras increíbles sobre las aguas del mar? Un espectáculo que se repite todos los días desde la cala ibicenca de Benirras y que a su vez cada día es diferente, y no solo por los efectos lumínicos del ocaso, sino porque cada día cambian las parejas que están allí alucinando y enamorándose por segundos.

4. La ermita de Gaztelugatxe en Vizcaya

San Juan de Gaztelugatxe, Vizacaya

San Juan de Gaztelugatxe, Vizacaya – Santi Rodriguez

Y del Mediterráneo, nos vamos al mar Cantábrico, a la costa vasca. Concretamente a la ermita de San Juan de Gaztelugatxe, lugar tradicional para las ceremonias de boda. Esta ermita se encuentra en el punto más alto de un islote del municipio de Bermeo. Su romanticismo radica en las impresionantes vistas que se contemplan y también en el propio acceso, ya que hay que atravesar un puente que milagrosamente une la isla al continente y después hay que ascender más de 240 escalones de piedra para llegar hasta esta ermita.

5. Los jardines de Aranjuez

Jardines de Aranjuez

Jardín del Príncipe, Aranjuez – Jose Ignacio Soto

Pero el romanticismo no solo se halla a orillas del mar. También se puede encontrar en el interior de España. Una buena muestra la encontramos en la provincia de Madrid, en el Real Sitio de Aranjuez, y especialmente sus jardines, capaces de inspirar la célebre composición que han llevado el nombre de ese lugar por los auditorios de medio mundo.

Pero cualquiera se puede inspirar aquí para declararse a su amado, más aún si se opta por hacer el romántico paseo en barca que zarpa desde el embarcadero que en otro tiempo usaba la monarquía española y que lleva a conocer la belleza de Aranjuez desde las aguas del río Tajo.

6. Crucero por el Guadalquivir

Sevilla

Sevilla- Marques

Y vamos a seguir navegando, por el río Guadalquivir y junto a una de las ciudades más hermosas de España como es Sevilla. Si uno viaja en pareja hasta la capital hispalense esta actividad es obligada, hay que darse un paseo fluvial para disfrutar de la Torre del Oro, la Maestranza o el Puente de Triana desde una perspectiva diferente.

Y tras eso, lo ideal es darse un tranquilo paseo por el barrio de Santa Cruz, buscar por allí un buen lugar para tomar algo y volver al hotel elegido en Sevilla para poner un buen broche a esta inolvidable escapada romántica.

Fotografía de portada: Aleks Pank / Shutterstock.com

Compartir

Comentarios