Los 6 sitios más bonitos de Menorca

Tops

La isla de Menorca es un conglomerado de atractivos: espacios naturales protegidos, enclaves repletos de historia, vestigios enigmáticos del pasado, paisajes únicos y sobre todo unas calas dignas de aparecer en los listados de los mejores lugares del Mediterráneo.  Y todo ello a escasa distancia, ya que el tamaño de Menorca permite recorrerla íntegramente durante las vacaciones.

1. Cala en Porter y Cova d’en Xoroi

Menorca es famosa por sus calas espectaculares. Entre ellas destaca Cala en Porter, ubicada al sur de la isla. Una cala que cuenta con dos aspectos que la distinguen del resto. El primero de ellos es que se trata de una playa de fácil acceso, ya que otras calas repartidas por el litoral únicamente son accesibles a pie o desde el mar. En cambio, aquí se deja el coche en un parking muy próximo.

Cala en Porter en Menorca

Cala en Porter – holbox

Se puede disfrutar no solo de baños de sol y de agua, sino que se contempla un hermoso panorama de acantilados rocosos. Precisamente allí se halla el otro hecho diferencial de Cala en Porter. En el acantilado se abre la Cova d’en Xoroi, una cueva legendaria que hoy es café de día, discoteca de noche y uno de los mejores lugares de las Baleares para ver el atardecer.

2. Fornells

Fornells es una de las poblaciones del norte de Menorca con mayor encanto. El mejor modo de apreciarlo es caminando por sus calles hasta la zona del puerto y la bahía. Desde ahí es obligado subir hasta la Torre de Fornells, la vieja torre defensiva que a principios del siglo XIX construyeron los ingleses cuando ocuparon la isla.

Foernells en Menorca

Fornells – holbox

Desde allí se otea toda la vieja población y su puerto. Se ven amarradas embarcaciones turísticas, pero también barcos de pesca. Y es que Fornells conserva su esencia de pueblo de pescadores. Una esencia que se guarda en el puerto, en la arquitectura popular de sus casas y sobre todo en su plato más típico “la caldereta con langosta”. Un manjar que hay que probar en los diferentes restaurantes con vistas a la bahía.

3. El faro de Favaritx

Pocas cosas hay más emblemáticas en una isla que los viejos faros, y este de Favaritx posiblemente sea el más famoso de Menorca. Y lo es por su entorno completamente distinto a la idea que tenemos de los paisajes mediterráneos. Estamos ante un paisaje que evoca la Luna, ya que el faro de Favaritx se eleva sobre un afloramiento de roca de pizarra negra realmente impactante.

Faro de Favaritx en Menorca

Faro de Favaritx – straga

Merece la pena acercarse al faro, ya que tras la sorpresa inicial el lugar es atrayente como pocos. Y además la jornada se puede complementar acercándonos al cercano pueblo de Fornells, que hemos citado antes. O bien podemos adentrarnos en el Parque Natural de S’Albufera des Grau, un espacio acuático y terrestre digno de ser considerado Reserva de la Biosfera por parte de la Unesco.

4. Taula de Torralba

Este monumento megalítico, situado en Torralba d’en Salord, es un importante vestigio arqueológico de la cultura talayótica, solo existente en las Baleares. Al mismo tiempo, es un fascinante enigma para los historiadores y los visitantes. ¿Cuándo se construyó esta especie de mesa de cinco metros de alto? Y sobre todo, ¿para qué?

Taula de Torralba en Menorca

Taula de Torralba – holbox

Respecto al cuándo, los investigadores la datan en tiempos del Neolítico, más o menos hacia el año 1.000 antes de Cristo. Y en lo referente a la utilidad de esta peculiar construcción, la más grande de su estilo en la isla con sus casi 5 metros de altura, se piensa que pudo ser un lugar ritual, pero se desconoce qué tipo de ritos se practicaban aquí. Cada arqueólogo hace sus interpretaciones, así que como visitante tú puedes hacer las tuyas propias.

5. El Puerto de Ciudadela

Ciudadela es la segunda ciudad de la isla. La primera es Mahón. Sin embargo, son muchos los visitantes que prefieren Ciudadela para alojarse, ya que posee un ambiente entre relajado y señorial que invita al buen vivir. Sobre todo en la zona del puerto, donde abundan los restaurantes para degustar la gastronomía marinera tradicional.

La Ciudadela en Menorca

La Ciudadela – holbox

Allí confluyen todos los viajeros al atardecer tras haber pasado el día por las calas más próximas o recorriendo la propia ciudad, que también tiene muchos atractivos, entre ellos su catedral gótica levantada en el mismo solar donde hubo una mezquita. Pero hay mucho más para ver: el castillo de San Nicolás defendiendo el propio puerto o las emblemáticas plazas del Borne y de la Explanada.

6. Calas de Turqueta y Macarella

Empezábamos estas líneas hablando de una cala y vamos a acabar del mismo modo, a orillas de las mágicas aguas color turquesa que rodean toda la costa menorquina. Citamos las calas Turqueta y Macarella por su cercanía a Ciudadela y porque están excelentemente señalizadas.

Cala Turqueta en Menorca

Cala Turqueta – holbox

El camino para llegar hasta ellas tiene como recompensa un verdadero paraíso: unas arenas blancas, un entorno íntimo entre rocas y pinares, unas aguas tranquilas y cristalinas y unos días de sol prácticamente garantizados. Si existe una imagen prototípica de Menorca, se aproxima mucho a estas calas.

Compartir

Comentarios