Los platos típicos de Madrid

Inspiraciones

Los platos típicos de Madrid son sorprendentes. Y desde luego para degustar a cualquier hora del día o de la noche. Es cierto que cada una de las delicatesen de las que os vamos a hablar a continuación tienen su momento ideal, pero cualquiera de ellas es capaz de satisfacer al hambre más voraz y a los paladares más exquisitos.

Platos típicos de Madrid de la mañana a la noche

El abanico gastronómico madrileño ocupa las 24 horas del día, así que vamos a intentar diseñar un menú apropiado y una guía culinaria útil para degustar estos paltos típicos de Madrid en el momento más adecuado.

Comencemos por el desayuno

En el desayuno aparecen dos de los platos típicos de Madrid. Uno de ellos son las torrijas. El origen de este manjar no puede ser más humilde, ya que inicialmente era una forma de aprovechar el pan duro. Hoy se mantiene como parte del desayuno de muchas cafeterías, donde diariamente hacen las torrijas a base de rebanadas de pan empapadas en leche y rebozadas con huevo para ser fritas.

Torrija_con_azúcar

Y también cada día sea hacen miles y miles de churros en la capital de España. Uno de los platos típicos de Madrid que ha atravesado fronteras. Los churros y su variante en forma de porras, son una masa de harina frita en aceite hirviendo. Ideal para untarse en chocolate caliente o en un buen café con leche.

El aperitivo antes de comer

Irse de cañas antes de la hora de comer es todo un ritual en la capital. De hecho, a esas horas se llenan las barras de los bares con algunos de los platos típicos de Madrid. Son platos en forma de pequeñas, pero suculentas tapas, y entre ellas nunca faltan los llamados “soldaditos de Pavia”. ¿Qué son? Trozos de bacalao rebozado con pimiento rojo. ¡Imperdible como aperitivo!

Llega la hora del almuerzo

Ya es el momento de sentarse a la mesa, y es entonces cuando aparecen los platos típicos de Madrid que tiene una contundencia y un sabor especial. En los muchos restaurantes de todo el centro de la capital que presuman de ofrecer la mejor gastronomía local no faltarán platos como los huevos estrellados acompañados de chorizo o jamón. Así como también habrá potaje de garbanzos, o las gallinejas un plato de casquería específico de la capital.

Huevos_rotos_-_Madrid

Pero todavía no hemos hablado de los dos platos más tradicionales de Madrid. El cocido madrileño y los callos a la madrileña. Todo aquel que tenga hambre debe degustar estos festines gastronómicos. Y que no se preocupe si solo pide eso, porque son platos que no hace falta acompañar de nada.

Para merendar

¿Qué queréis merendar? Dulce o salado. Los amigos del dulce deben probar las rosquillas de San Isidro, que evocan el patrón de la ciudad. Y quien prefiera lo salado, no se puede ir de Madrid sin tomarse un pincho de tortilla de patata con una caña bien tirada.

A cenar

La última comida del día también puede ser muy contundente y solo apta para los estómagos más resistentes. Ellos pueden optar por algunos de los platos típicos de Madrid que hemos citado para la hora del almuerzo. Pero recomendamos opciones más suaves.

Por ejemplo, el besugo al horno que va acompañado de un fumé, verduras y langostinos. Sí, Madrid no tiene mar, pero allí se come excelente pescado, y este es uno de los platos estrella. También puede ser buena idea para cenar pedir una “sopa al cuarto de hora” que igualmente se hace con pescados y mariscos.

Bocadillo_de_calamares_y_caña

Y aquellos que quieren cenar acodados en la barra del bar, también pueden degustar uno de los platos típicos de Madrid por un precio muy módico: el tradicional bocadillo de calamares. Son calamares rebozados con mayonesa o solos si se prefiere. Un pringoso e irrenunciable placer que puede ser un tentempié ideal para una larga noche de diversión en Madrid.

¡Buen provecho!

Compartir

Comentarios