Los pueblos más bonitos de la Costa Brava

Tops

La Costa Brava en Girona tiene fama de poseer algunos de los pueblos más hermosos de toda Cataluña, e incluso de gran parte del Mediterráneo. De hecho, así es. En la Costa Brava abundan las poblaciones bonitas gracias a su mezcla de arquitectura tradicional y perfecta mimetización con la naturaleza del litoral donde se ubican. En fin, os vamos a hablar de sitios fantásticos a los que hacer una escapada próximamente.

La Costa Brava, meca turística

Los paisajes y pueblos de esta zona de Girona son desde hace tiempo uno de los grandes reclamos del turismo en Cataluña. Por esa razón poseen una oferta de servicios y de alojamiento de primer nivel. Hay muchos hoteles donde elegir, pero para ponértelo más fácil en welcomebeds.com hemos hecho una selección para que elijas los más apropiados para tu gusto y presupuesto.

Por otro lado, hemos hecho una selección con los pueblos más bonitos de la Costa Brava. Estás son nuestras localidades preferidas:

Tossa de Mar

Comencemos con una de las localidades de la Costa Brava con mayor tradición turística. Se trata de Tossa de Mar, un sitio por el que incluso han pasado grandes estrellas de Hollywood aprovechando sus rodajes por aquí. Ya que Tossa de Mar no solo tiene una pequeña pero coqueta playa, también aporta el encanto de su castillo y de la vieja villa marinera.

Cadaqués

El veraneante más famoso que ha estado en Cadaqués ha sido Salvador Dalí, vecino de la cercana Figueres. Solo por conocer las huellas del genio del surrealismo ya merece la pena visitar este lugar de la Costa Brava. Pero es que además se trata de una población tremendamente hermosa que guarda todo el encanto de la arquitectura más tradicional.

Callella de Plafrugell

Otra localidad magnífica para hacer una escapada a la Costa Brava es Calella de Palafrugell. Un lugar donde el turismo ha sabido mantener sus esencias marineras. Lo comprobarás rápidamente durante tu estancia, y más aún si entras a los restaurantes locales ubicados en la misma orilla del mar. Allí siempre saborearás exquisito pescado fresco.

L’Estartit

Igualmente conserva el encanto de la tradición la villa de L’Estartit. Allí hay que pasear por su Plaza Mayor y también por su playa. Pero os recomendamos ir a su puerto para navegar hasta las cercanas islas Medas. Un verdadero paraíso para los amantes del buceo. Y para los que no deseen sumergirse, hay excursiones en barcos con cascos transparentes para disfrutar de esos fondos marinos espectaculares.

L’Escala

Quizás el pueblo de La Escala no sea el más hermoso de la Costa Brava, pero merece aparecer en este listado por un motivo. Y es que muy cerca está el yacimiento grecorromano de Empuries Bravas. Un conjunto histórico esplendoroso con varios milenios de antigüedad, que nos demuestra que ya hace siglos que los viajeros llegaron aquí y se quedaron maravillados con este lugar.

Port de la Selva

Port de la Selva es otro de los lugares de visita obligada durante un viaje a la Costa Brava. Y es que en su nombre nos da la clave del encanto de esta zona. Un sitio donde el protagonismo lo comparten el mar, los pescadores y las playas con la tierra firme poblada por ricos bosques y jalonada de agrestes acantilados. En fin, es un placer visitar Port de la Selva.

Selva de Mar

Y ya que estamos ahí, nos podemos adentrar unos kilómetros tierra adentro hasta llegar a la vecina villa de Selva de Mar, que posee un casco histórico en el que parece haberse detenido el tiempo. Un lugar fantástico para descansar y emprender alguna excursión senderista por las inmediaciones o por lugares como San Pedro de Rodas.

Pals

Acabamos en un pueblo relativamente alejado del mar. Es Pals, una de las grandes joyas de esta zona de Girona. Un pueblo medieval que es una muestra de que viajar a la Costa Brava es una experiencia muy completa. Es un sitio que nos aporta buena gastronomía, visitas culturales, paisajes naturales hermosos y por supuesto, magníficas calas y playas bañadas por el Mediterráneo.

Compartir

Comentarios