Marbella, un destino vibrante en Málaga

Destinos

Marbella es la gran joya de la Costa del Sol, y de toda la provincia de Málaga. Una ciudad privilegiada en muchos sentidos: por su espléndido clima que garantiza más de 300 días soleados al año, por su treintena de kilómetros de playa, por su tradición turística, su gastronomía, su ambiente cosmopolita, sus divertidas noches… Por estas y otras muchas razones siempre es recomendable hacer una escapada a Marbella.

Vacaciones en la Costa del Sol

Marbella es desde hace décadas uno de los destinos más demandados para pasar unas buenas vacaciones de sol y playa. Pero no solo Marbella, también el resto de poblaciones del entorno como Torremolinos, Benalmádena, Fuengirola o Estepona. Todo un tramo del litoral mediterráneo que se conoce como la Costa del Sol y donde existe una oferta hotelera de las mejores y más abundantes de España. Compruébalo tú mismo con la cantidad de alojamientos que te ofrecemos en welcomebeds.com.

Marbella, destino cinco estrellas

El eslogan turístico de Marbella desde hace tiempo alude a la calidad de todo lo que ofrece desde sus hoteles hasta las playas, la gastronomía, los campos de golf o sus famosos beach clubs. No es extraño que en zonas de la ciudad y del vecino Puerto Banús, el glamur y la elegancia sean la norma. Algo que no basta con que te lo cuenten, hay que descubrirlo por uno mismo.

El origen de todo

El desarrollo experimentado en Marbella desde hace unas pocas décadas es el responsable de la hermosa ciudad que hoy nos espera. Pero lo cierto es que antes de que existiera todo eso, ya había un particular embrujo marbellí encerrado en el pequeño pueblo. La típica población andaluza de casas encaladas y un laberinto de calles que en la actualidad ocultan estupendos restaurantes o tiendas de ropa con diseños propios.

Además de que la vieja Marbella tiene una fotogenia especial, sobre todo en su encantadora Plaza de los Naranjos, con sus parterres ajardinados y el edificio del Ayuntamiento. Y un poco más allá se levanta el templo histórico de la población, la iglesia de la encarnación, digna de un paseo por su interior para descubrir sus tesoros artísticos.

Curiosamente la Marbella original no estaba a orillas del mar Mediterráneo. Como es habitual en otros focos costeros, los pueblos pesqueros se encontraban un poquito al interior. Lo cual ha sido estupendo para que la actual ciudad haya crecido acercándose a la playa hasta generar un largo y dinámico paseo marítimo, por el que hay que caminar sí o sí durante unas vacaciones en la Costa del Sol.

Un lugar mirando al mar

Ya hemos anticipado que Marbella tiene prácticamente 30 kilómetros de playas. Es una sucesión de arenales casi continua y tan solo separados por espolones de roca que favorecen la calma del oleaje. Así como también hay varios puertos separando esas playas.

Sí, hay varios puertos marítimos en Marbella, si bien es innegable que uno se lleva la fama. Nos referimos a Puerto Banús. Un área del municipio donde en los años 60 se crearon las urbanizaciones y hoteles más elegantes de la localidad, muchos de ellos destinados a alojar a las celebrities de la época, las cuales hoy incluso dan nombre a sus plazas y calles.

Puerto Banús

Es cierto que en la actualidad Marbella ya no está tan vinculada a esos nombres de relumbrón, pero el glamur y la elegancia no lo ha perdido en absoluto. Basta con darse un paseo por Puerto Banús y admirar las espectaculares embarcaciones ancladas en su puerto deportivo, donde amarra lo más exclusivo. Y lo mismo se puede decir de las tiendas abiertas en las calles que rodean este puerto, con los negocios de las marcas de ropa o de joyería más prestigiosas del momento. Por no hablar de su oferta de restaurantes, donde no faltan las estrellas Michelin.

En definitiva, que Marbella sigue siendo un destino vibrante, exclusivo y sobre todo de lo más divertido, tanto de día como en sus alocadas noches. ¡No te lo pierdas!

Compartir

Comentarios