Peñíscola, unas vacaciones de cine

Destinos

Decir que viajar a Peñíscola es viajar a un lugar de cine puede parecer un simple eslogan turístico. Pero es que en este caso es verdad, ya que esta localidad de la costa de la provincia de Castellón ha sido en numerosas ocasiones un gran plató cinematográfico.

Algo que ha ayudado a aumentar su fama y sus visitantes, y por lo tanto su oferta turística, entre la que destaca su abundancia de alojamiento. Para comprobarlo busca tu hotel en Peñíscola en  y comprobarás la gran variedad que existe. Seguro que hay uno que se ajusta a tus gustos y presupuesto.

El Castillo de Peñíscola

shutterstock_56448268

 

El gran símbolo de Peñíscola es el monumental castillo que se yergue a orillas del mar, prácticamente rodeado por las aguas, y que se ha convertido en el corazón de la urbe. Un castillo que tuvo su origen en tiempos de la Orden de los Templarios, si bien su inquilino más famoso fue el Papa Luna, o sea, Benedicto XIII, quien murió aquí en 1423 enfrentado a la iglesia de Roma.

De hecho, se conoce como el Castillo del Papa Luna, y su visita es obligada durante unas vacaciones en Peñíscola. Una auténtica delicia pasear por las calles que hoy se integran dentro de sus murallas, y donde todavía se conservan sus tres portales, la iglesia de Nuestra Señora de la Ermitana o la Plaza de Armas. E incluso hay un faro dentro de este conjunto histórico y artístico.

Las playas de Peñíscola

shutterstock_77010277

Ya hemos dicho que el castillo y el núcleo urbano de su interior están casi rodeados por mar. Es una formación geográfica que se denomina tómbolo y se trata de una especie de península rocosa, tan solo unida al continente por una franja de arena. Esa franja se ha ido ampliando con el paso del tiempo, y hoy es el punto de separación entre las dos grandes playas de la población.

Dos playas típicamente mediterráneas al tratarse de unas amplísimas extensiones de fina arena bañadas por un mar muy tranquilo. Unas playas con todo tipo de servicios y con abundancia de hoteles y restaurantes en sus inmediaciones.

La ruta del cine en Peñíscola

El aspecto tan turístico de esa playa es bien distinto al que tenía hace unas décadas. Concretamente en el año 1960 cuando hasta aquí llegaron a rodar Charlton Heston o Sofia Loren, protagonistas de la producción hollywoodense de El Cid. En aquella peli salían abundantemente las playas de Peñíscola, así como el Castillo del Papa Luna.

shutterstock_34567612

Pero esa película no fue la primera que se rodó aquí. Otros lo habían hecho años antes, entre otros Luis García Berlanga que aquí filmó Calabuch con el faro de Peñíscola como gran icono de la narración. Y ese mismo director volvío en 1999 para grabar aquí París-Tombuctú.

Estos nombres, u otros más actuales como Julio Medem o Iciar Bollaín, han hecho que hayamos visto muchas veces la población castellonense en las pantallas. Pero no solo de cine, sino también de televisión, ya que aquí se han rodado dos series muy famosas. Una de ellas a nivel nacional, El Chiringuito de Pepe, y otra de repercusión internacional, Juego de Tronos.

Por esa razón, uno de los grandes atractivos de la visita a Peñíscola es seguir la llamada Ruta del Cine, creada para descubrir todos esos lugares de rodaje, y así ver cómo han cambiado o cómo se transforman antes de ser filmados. En fin, como decíamos al principio, en Peñíscola se pueden pasar unas vacaciones de cine.

Compartir

Comentarios