Platos típicos del norte de España

Consejos

El norte de España, o más bien las regiones bañadas por el Cantábrico, tienen fama de ser los lugares donde mejor se come del país. No es que en el resto del territorio se coma mal. ¡Todo lo contrario! Pero es indudable que en tierras vascas, cántabras, asturianas o gallegas cada comida se convierte en un auténtico festín.

Hoteles y restaurantes del norte de España

La excelente gastronomía del norte de España se ha convertido en un atractivo más para visitar estas comunidades autónomas. Galicia, el Principado de Asturias, la comunidad de Cantabria o el País Vasco atraen a numerosos turistas y viajeros por este sabroso motivo.

Y desde luego todos esos visitantes no solo cuentan con magníficos restaurantes, bares y tabernas para degustar la gastronomía. En el norte de España también hay una enorme oferta de alojamiento. Desde las provincias vascas hasta la costa gallega abundan los hoteles, y los mejores se encuentran presentes en welcomebeds.com

Así que una vez sabido que no hay ningún problema para alojarse en el norte de España, ya solo os queda emprender el viaje. ¿A dónde? Tú eliges.

País Vasco

pincho-669895_640

En el País Vasco, el buen comer es todo un emblema cultural. Aquí se encuentran algunos de los chefs españoles con más prestigio fuera de nuestras fronteras. Y todos ellos, por muy innovadores que sean, siempre reivindican que la base es la cocina tradicional vasca.

No es de extrañar al descubrir que en ella hay platos tan fantásticos como el marmitako, el bacalao al pilpil o la merluza en salsa verde. Además de que en su recetario se usan productos como los pimientos de Gernika, las alubias de Tolosa, el queso de Idiazabal o el txakoli. Es decir, no es extraño que con todo ello sea una de las cocinas más conocidas del norte de España.

Cantabria

potes-en-cantabria-768x554

También la región cántabra ofrece una gastronomía con platos estrellas. Y curiosamente, dado el paisaje de esta comunidad autónoma del norte de España, cualquier puede distinguir claramente que queda muy claro qué es típico de la costa y qué es más propio de las tierras montañesas del interior.

Por ejemplo, en el litoral hay que probar sus exquisitas anchoas de Santoña, pero también platos de almejas a la marinera o las rabas de calamar. Mientras que si adentra uno hacia las montañas y valles del interior, entonces en los platos no pueden faltar el cocido montañés o el sorropotún. Y de postre… si todavía queda espacio en el estómago hay que atrevese con los sobaos y las quesadas.

Asturias

costa-de-cantabria-768x512

Seguimos este recorrido por las tradiciones culinarias del norte de España llegando a Asturias. Por unanimidad, una de las comunidades autónomas con más y mejor oferta gastronómica de todo el país. Y hay platos para todos los gustos. Hagamos un breve listado

Fabada, o si se prefiere fabes con almejas. Arroz con bovagante, calderetas marineras o raciones de sardinas. Chorizos a la sidra o un contundente cachopo. Y para los más atrevidos un filete de ternera con salsa de cabrales. Pero podríamos seguir con platos tan abundantes como memorables. Aunque de momento debemos dejar espacio para la última de las comunidades autónomas del norte de España de la que queremos recomendar su gastronomía:

Galicia

marisco-gallego-768x576

Para muchos es absolutamente indiscutible que en Galicia se come el mejor marisco del mundo. No sabemos si es el mejor, pero seguro que uno de los mejores. Los centollos, las langostas, langostinos, nécoras, vieiras, almejas, mejillones, … lo que uno se imagine que debe aparecer en una mariscada, estará presente en festín gallego.

Aunque no todo es marisco, también es buenísimo el pescado y por supuesto el pulpo a feira, uno de los manjares que hay que probar durante un viaje a esta región del norte de España. Y para contrarrestar la carne de vacuno es exquisita, así como platos tan típicos como el lacón con grelos o los caldos gallegos.

En fin, a todo aquel que haga un viaje al norte de España le recomendamos que lo haga con buen apetito, porque sería una lástima no disfrutar de estos tesoros culinarios.

Compartir

Comentarios