Playa de Bolonia, una de las más bonitas de España

Inspiraciones

Solo por disfrutar de la playa de Bolonia, en la proximidades de la ciudad de Tarifa, ya merece la pena un viaje a la Costa de la Luz y, más concretamente, a la provincia de Cádiz. Es un lugar que sencillamente lo tiene todo. Una playa enorme, bosques de pinos en los alrededores, una espectacular duna de arena, divertidos chiringuitos y la posibilidad de disfrutar de deportes acuáticos. Por tener tiene hasta uno de los yacimientos arqueológicos de época romana más bellos de España.

Unas vacaciones en la Costa de la Luz

El litoral de Cádiz y de Huelva bañado por el océano Atlántico sin duda alguna es uno de los más espectaculares de toda la costa española. Hay playas inmensas y plagadas de los más variados atractivos. Un buen ejemplo es la playa de Bolonia, pero podríamos nombrar otras en Conil de la Frontera, Zahara de los Atunes, Punta Umbría o Isla Cristina.

A eso hay que sumarle lugares como el Parque Nacional de Doñana o las rutas de los pueblos blancos. Sin olvidar el encanto de una de las ciudades más antiguas de Europa: Cádiz. En fin, que no faltan razones para pensar en unas vacaciones en la Costa de la Luz. Termina de convencerte viendo los fabulosos hoteles en Cádiz y Huelva que te ofrecemos en welcomebeds.com. Alojamientos estupendos para desde ahí descubrir lugares como la playa de Bolonia.

En el Parque Natural del Estrecho

La playa de Bolonia es un lugar para el disfrute pero también es un espacio protegido. De hecho, se integra dentro del Parque Natural del Estrecho, un hábitat de lo más singular por ser el punto de unión del Mediterráneo y el Atlántico, y de dos continentes, Europa y África.

Esta zona del sur de España se caracteriza por varias cosas, entre ellas sus vientos. Y ese es parte del encanto de playa de Bolonia. Gracias a ellos aquí se conserva entre bosques de pinos una increíble duna de arena que alcanza casi los 30 metros de altura. Un espacio tan sugerente y atractivo como demostrativo de la incesante acción erosiva del viento.

El aspecto salvaje de la playa de Bolonia

La gran duna de arena en un extremo de la playa de Bolonia es una de sus señas de identidad, pero no es la única. Posiblemente lo más llamativo de este lugar de la Costa de la Luz es su aspecto asalvajado. Hasta las vacas bajan a pastar a los brotes de hierba y vegetación que surgen entre la arena.

El turismo en playa de Bolonia

Y sin embargo, este espacio a orillas del Atlántico está explotado turísticamente. No te será nada difícil llegar hasta allí. Además de que una vez en Bolonia, no te faltarán restaurantes donde comer buen pescado fresco, con especial mención al atún rojo. Así como al caer de la tarde, son varias las terrazas que ofrecen buena música y copas mirando el océano y al fondo la costa de Marruecos.

Es decir, puede ser muy divertida una visita nocturna a playa de Bolonia. Aunque cuando más gente se congrega aquí es de día. No solo para darse algún chapuzón y tomar el sol. Sobre todo para practicar deportes acuáticos en los que el viento es clave. O lo que es lo mismo, es un sitio que ningún amante del kitesurf debería perderse.

Un yacimiento romano en la playa

No acaban aquí los encantos que nos ofrece la playa de Bolonia. Ahí, casi sobre la misma arena está el yacimiento arqueológico de Baelo Claudia. Los restos de una vieja ciudad romana del siglo II antes de Cristo en la que descubriremos como los romanos ya explotaron en la Antigüedad las riquezas que les ofrecía el medio marino del Estrecho de Gibraltar. Es imperdible esta visita, además de que es gratuita.

¿Todavía hay alguien que no se ha convencido de hacer una escapada a la Costa de la Luz y descubrir un sitio como la increíble playa de Bolonia? Suponemos que no, porque estamos hablando de un lugar que en todo tipo de encuestas que se hacen año tras año sobre las mejores y más hermosas playas de España, siempre aparece ocupando los primeros puestos del ranking.

Compartir

Comentarios