Qué ver en Mérida

Destinos

Para simplificarlo mucho, lo que hay que ver en Mérida es básicamente un patrimonio histórico y artístico esplendoroso. Ni más ni menos. La capital extremeña posee un repertorio monumental como pocas ciudades españolas, y esa es la principal razón para empezar a preparar una visita a Mérida. Así que a continuación te damos pistas sobre que te espera allí.

Mérida, la capital de Extremadura

Pese a no ser capital de provincia, la ciudad emeritense es la capital de la Comunidad Autónoma de Extremadura. Algo que tiene explicación si descubrimos el largo pasado de esta urbe y su importancia histórica, plasmada en una serie de monumentos que son lo que hay que ver en Mérida.

De este modo, por ser capital y por su destacado patrimonio, es un lugar de visita habitual en Extremadura. Y por lo tanto cuenta con una interesante oferta de alojamiento. Antes de tu viaje, compruébalo tú mismo gracias a welcomebeds.com donde encontrarás los mejores hoteles en Mérida.

Las joyas de Mérida

Una vez hecha la reserva de vuestro hotel, ya podéis emprender esta escapada y descubrir con vuestros propios ojos estos lugares:

El impresionante Teatro romano de Mérida

Si hay una cosa que ver en Mérida de forma obligada, eso es su gran Teatro romano. Una construcción que nos recuerda que la ciudad ha cumplido los 2.000 años de antigüedad, ya que fue una fundación del emperador Augusto.

teatro-romano-merida

Por aquel entonces la urbe se llamaba Emerita Augusta, y alcanzó una importancia relevante en el conjunto de Hispania. Lo que queda palpable en este gran monumento que hoy en día no solo es visitable, sino que sigue en uso, ya que en su escenario cada año se celebra el Festival Internacional de Teatro Clásico. Un evento que también os recomendamos ver en Mérida.

Más patrimonio romano

Al ser Emerita Augusta una ciudad importante, los romanos la dotaron de otros muchos edificios interesantes. Algunos de los cuales todavía los podrás visitar a lo largo de la ruta romana por la ciudad, en la que se incluye todo lo que hay que ver en Mérida de aquel periodo inicial.

la-moreria-merida

En esa ruta destacan el Anfiteatro, el Templo de Diana  o los vestigios de los acueductos que acercaban el agua a los emeritenses. Y hablando de agua, tenemos que citar el impresionante cauce del río Guadiana, que todavía hoy es atravesado por un portentoso Puente Romano construido en piedra.

Y para acabar con el patrimonio de época romana que hay que ver en Mérida, también os tenemos que recomendar la entrada al Museo Nacional de Arte Romano. Un lugar que salvaguarda muchos de los restos arqueológicos hallados durante décadas en la ciudad. Pero además permite admirar un edificio emblemático de uno de nuestros arquitectos más prestigiosos: Rafael Moneo.

Aún más historia que ver en Mérida

Los tesoros históricos emeritenses no concluyen con los tiempos de los romanos. Hay mucho más. Por ejemplo, de la época de ocupación musulmana nos ha llegado la alcazaba más antigua que se conserva en España, ya que sus restos se han datado en el siglo IX.

Y por supuesto hay distintas construcciones cristianas muy interesantes, como la Concatedral de Santa María o el antiguo Hospital Jesús el Nazareno. Aunque de todas las construcciones religiosas que hay que ver en Mérida, quizás la más valiosa sea la Basílica de Santa Eulalia, cuya arquitectura medieval se apoya en un viejo templo romano dedicado al dios Marte.

La Mérida actual

shutterstock_40707274

Después de recomendaros ver en Mérida todo su pasado, también tenemos que hablaros de su presente. No se trata de un lugar que se haya dormido en los laureles, y la condición de capital le ha ayudado a ser una urbe muy dinámica.

Eso se aprecia viendo nuevas construcciones como el modernísimo Palacio de Congresos o el airoso Puente Lusitania sobre el Guadiana. Estas y otras construcciones contemporáneas son las que hay que ver en Mérida para sentir su vitalidad actual.

Sin embargo, como mejor se aprecia el dinamismo de la ciudad es caminando por su casco histórico, yendo de monumento en monumento, y de paso viendo sus muchos restaurantes y tabernas. Sitios de obligada visita también para degustar un buen jamón ibérico o el gazpacho extremeño. No hay que olvidar que hace poco Mérida fue Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica.

En fin, disfruta de una escapada a Mérida. ¡No te arrepentirás!

Compartir

Comentarios