Razones para visitar Mallorca este verano

Destinos

Cualquier época del año es buena para visitar Mallorca, pero los meses de verano son especialmente recomendables porque el buen tiempo está prácticamente garantizado, de manera que se puede disfrutar en todo su esplendor de las bellas poblaciones de la isla, de sus playas y calas de ensueño y de unas tradiciones que siempre invitan a gozarlas con los cinco sentidos.

Llegar a Mallorca

Puerto de Palma de Mallorca

Puerto de Palma de Mallorca – holbox

Salvo unos pocos privilegiados que pueden llegar bogando las aguas del Mediterráneo en su propia nave, sea un yate o un velero, la inmensa mayoría de personas que estáis leyendo esto, si finalmente viajáis a Mallorca este verano, lo haréis aterrizando en el aeropuerto internacional de Palma o desembarcando de los ferrys y cruceros que llegan al puerto marítimo de la capital. Es decir, la bienvenida a la isla os la dará la bella Palma de Mallorca.

El encanto de Palma

La capital mallorquina es una de las mecas del turismo europeo. Hasta aquí llegan personas de cualquier rincón del continente, y tanto para ellos como para el turismo nacional hay un sinfín de servicios para satisfacer todas las necesidades del turista. Desde hoteles y restaurantes hasta varias oficinas de información que nos van a relatar con detalle todo lo que podemos hacer en la ciudad y en el resto de la isla.

Catedral de Palma de Mallorca

Catedral de Palma de Mallorca – Val Thoermer

Entre esas recomendaciones jamás falta la invitación a darse un paseo por el casco antiguo de Palma, plagado de palacios y patios con siglos de antigüedad y, sobre todo, con la espectacular catedral gótica que mira a las aguas del Mediterráneo. No obstante, ese edificio medieval de alguna forma es una metáfora de la ciudad, ya que en su interior se encuentra una obra de arte de lo más reciente realizada por Miquel Barceló, la Capilla del Santísimo, que por sí sola ya merece la visita.

Y es que Mallorca es así. Se funden la tradición y la historia con el presente. Lo popular del centro de la ciudad, especialmente en su Plaza Mayor, con el glamour del puerto. La tranquilidad de sus plazas con el bullicio de la zona de discotecas. El ambiente más urbano con playas como el Arenal. En fin, la visita a Palma de Mallorca es imprescindible si viajamos en verano a la más grande de las islas Baleares.

Calas de Mallorca

shutterstock_137062169

No obstante, el tamaño de la isla hace recomendable aprovechar las vacaciones para recorrer todos sus rincones. Por ejemplo, los amantes de pasar largas horas de playa pueden combinar lugares muy populares como Sa Coma, con otras calas más perdidas y exclusivas como Cala Ratjada, Agulla o Mesquida.

Otros lugares históricos mallorquines

Castillo-de-Capdepera-en-Mallorca

Castillo de Capdepera – Veronika Galkina

También los apasionados de la historia se han de mover por la isla para descubrir lugares como la antigua fortaleza medieval de Capdepera. O acercarse a la villa de Alcudia, una de las poblaciones más hermosas por su conjunto monumental y por la cercanía del Port d’Alcudia, ideal para pasar un atardecer viendo cómo se oculta el sol por el horizonte.

Los paisajes de Mallorca

Ni que decir tiene que algunas de las calas y playas que hemos nombrado son visitables cualquier época del año, si bien no para bañarse, al menos para contemplarlas, ya que de por sí son lugares de fuerte atractivo paisajístico. De hecho, además del turismo de sol y playa, Mallorca es un destino adecuado para todos aquellos que les guste disfrutar de parajes naturales hermosos.

Por ejemplo, si seguimos a orillas del mar, podemos acercarnos hasta el fantástico cabo de Formentor, donde vamos a quedar impactados por su aspecto de lo más agreste. También son muy accidentados los relieves quebrados de la Sierra de Tramuntana en el interior de la isla, los cuales os recomendamos descubrir viajando a bordo del tren centenario de Sóller, que une Palma con esta bella localidad de la costa.

cuevas del Drach en Mallorca

Cuevas del Drach – Piotr Wawrzyniuk

Y si hablamos de lugares donde la naturaleza ha creado formas de lo más interesantes y atractivas, entonces hay que hablar de las Cuevas del Drach, junto a la población de Porto Cristo. Unas cuevas visitadas desde hace décadas para poder admirar un sinfonía geológica de estalactitas y estalagmitas de lo más sugerente y misteriosa.

Fotografía de portada: Anna Lurye / Shutterstock.com

Compartir

Comentarios