Todo lo que ofrece Puerto Viejo en Costa Rica

Inspiraciones

Puerto Viejo en Costa Rica es un remanso de paz con el que puede toparse los viajeros que recorren este país centroamericano. Un sitio que nos ofrece todo lo que esperamos de la costa caribeña y del patrimonio natural de Costa Rica. Es decir, allí nos aguardan magníficas playas, así como una exuberante riqueza vegetal cuyo descubrimiento es una auténtica aventura. ¿Te atreves? Es una experiencia inolvidable.

Vacaciones en Costa Rica

Costa Rica es uno de eso países privilegiados que posee fantásticas playas tanto bañadas por el mar Caribe como por el océano Pacífico. Y entre ambas costas se desarrolla un esplendor natural protegido con diversos parques nacionales, que han hecho del país todo un modelo de conservación y de explotación turística con el medio ambiente.

Cada vez son más los viajeros que quieren conocer in situ toda esas maravillas de la naturaleza tropical. Así que la oferta hotelera costarricense ha crecido tanto en calidad como en cantidad, como puedes comprobar tú mismo al ver el catálogo de hoteles en Costa Rica que ponemos a tu disposición en welcomebeds.com. Échale un ojo, porque es la mejor manera de emprender este verdadero viaje al paraíso, en el que, sin duda, debes incluir una escapada a Puerto Viejo.

Donde está Puerto Viejo

En primer lugar hemos de avisar que en Costa Rica se pueden visitar dos Puerto Viejo. Nosotros aquí nos referimos a Puerto Viejo de Talamanca, ubicado en la provincia meridional de Limón, ya muy cerca del territorio panameño. En definitiva, os proponemos conocer una pequeña población costera. Pequeña en cuanto a dimensiones, pero enorme en lo referente a sus atractivos.

Las playas del Caribe

Entre esos atractivos sin duda alguna destacan las distintas playas de Puerto Viejo, algunas de ellas con excelentes condiciones para la práctica del surf. De hecho, si lo tuyo es cabalgar las olas y vas a viajar a Costa Rica, uno de tus destinos imprescindibles ha de ser este tramo del litoral sur del país.

Allí os espera Playa Negra, cuyo nombre se debe al color de su arena, frente a la cual se ve un viejo barco encallado sobre las aguas. En cambio, en Playa Cocles las arenas son doradas y los cocoteros permiten tumbarse a la sombra. Igualmente es muy recomendable el baño en Playa Chiquita, Playa Grande y en Punta Uva, seguramente la mejor para hacer esnorquel sobre su arrecife de coral.

Y todos los surferos que visiten Puerto Viejo tienen el reto de adentrarse en el tubo que forma su ola más famosa y conocida, cuyo nombre ya atemoriza: Salsa Brava. Una experiencia solo apta para riders aventajados.

Recorrer el municipio de Puerto Viejo

La localidad en sí de Puerto Viejo es muy pequeña, así que para moverse por ella lo mejor es alquilarse una bici que nos permita acceder a las playas del municipio. E igualmente encontraréis ofertas para ir a caballo hasta esas playas. Mientras que para visitar sus espacios protegidos más valiosos, como están un poquito más alejados, las excursiones incluyen esos desplazamientos en vehículos a motor.

Parque Nacional de Cahuita

Del esplendoroso entorno natural que bordea el foco turístico de Puerto Viejo destaca el Parque Nacional de Cahuita. Allí es obligado recorrer su largo sendero que va en paralelo a la costa y en la que se descubre el bosque tropical en toda su inmensidad, sobre todo en su último tramo que discurre entre manglares. Y además durante el camino es posible refrescarse con algún baño en el mar.

Es un parque nacional excepcional en Costa Rica entre otras cosas porque el acceso es gratuito. Eso sí, agradecen cualquier donativo por parte de los visitantes, y es que allí hay mucho que cuidar. No solo la vegetación y los caminos, también los distintos animales que se contemplan como monos, perezosos, reptiles varios, ranas…

Reserva Bribri

Otra visita muy interesante desde Puerto Viejo es la que nos lleva hasta la Reserva Indígena de Bribri. Una estupenda oportunidad de conocer esta étnica que desde hace siglos vive en paz con la selva y su entorno. Todo un ejemplo a descubrir y valorar.

Refugio de Vida Silvestre Gandoca

Y por último, queremos recomendar la visita a este refugio de vida silvestre compuesto de zona de litoral y bosque tropical húmedo. Un lugar donde es posible ver mucha fauna autóctona: desde tucanes a manatíes. E incluso de febrero a mayo se ve el desove de tortugas marinas en la playa Punta Mona.

Compartir

Comentarios