Un fin de semana en la Costa Brava

Inspiraciones

Una escapada de fin de semana en la Costa Brava siempre es una magnífica idea, porque hay lugares que nos fascinarán, playas y calas que nos enamorarán, y hoteles que nos darán una grata bienvenida.

Respecto a esto último, en welcomebeds.com os podemos facilitar los mejores hoteles en la Costa Brava para conseguir pasar unos días inolvidables. No obstante, ya os avisamos que este viaje a la costa de Girona tiene una pega. Se os hará muy corto y querréis regresar. Por eso, os vamos a dar una visión de conjunto sobre todos los atractivos turísticos que os esperan en la Costa Brava.

La Costa Brava al norte de Cataluña

El litoral que se engloba bajo la denominación de Costa Brava se encuentra en la provincia catalana de Girona, y aproximadamente se desarrolla a lo largo de unos 200 kilómetros de línea de costa, entre la población de Port Bou, en la frontera con Francia, y la localidad de Blanes en el punto más al sur.

Cadaqués

shutterstock_394491487

De la parte norte de la Costa Brava, hay que destacar sin duda alguna la población de Cadaqués, una de las más hermosas de Cataluña. Un pueblo encalado que se asoma al mar, y cuyo visitante más ilustre fue Salvador Dalí, el cual nació en la cercana localidad gerundense de Figueras, donde es obligado visitar su delirante Museo Teatro.

Parque Natural del Cabo de Creus

También en la parte más al norte de la Costa Brava, los amantes de la naturaleza pueden recorrer el Parque Natural del Cabo de Creus. Un lugar por el que se puede navegar, caminar y darse chapuzones en calas que consiguen que nos parezca que estamos en remotos paraísos. Eso sí, muchas de ellas requieren de una buena caminata, que sin duda se ve recompensada finalmente.

Rosas

shutterstock_355111676

Si hablamos de calas, hay que mencionar una de las poblaciones más turísticas de la Costa Brava: Rosas y su famosa Cala Montjoi. En este municipio abundan los lugares donde darse un baño, así como las propuestas para hacer turismo de aventura en la naturaleza en un entorno que reúne el encanto del mar y de la montaña.

Empuria Brava

Otro lugar cargado de singularidad son las ruinas arqueológicas de Empuries, un yacimiento que se remonta a la civilización griega y que es un excelente mirador sobre el mar.

Por cierto, si visitáis Empuries, tenéis que aprovechar para acercaros a la población de La Escala y su playa de Portixol, y una vez allí entrar a algún restaurante y degustar sus afamadas anchoas.

Calella de Palafrugell

Otro sitio donde degustar la tradicional comida marinera de la zona es el encantador pueblo de Calella de Palafrugell.

Una población hermosa y que además ofrece un entorno natural único. Por tierra, podemos hacer increíbles rutas senderistas, y en el mar podremos atrevernos a sumergirnos y practicar el buceo o el esnorquel.

Palamós, Tossa de Mar y Lloret

shutterstock_619265981

En el corazón de la Costa Brava se suceden los pueblos turísticos, como Palamós y sus sabrosas gambas, Tossa y su encanto medieval, o la cosmpolita población de Lloret en la que se encuentran algunas de las playas más amplias y célebres de la provincia de Girona.

Estas son solo algunas propuestas para pasar un fin de semana en la Costa Brava, pero como ya os hemos dicho es un lugar al que desearéis regresar y así descubrir otros lugares como Port de la Selva, San Pere Pescador o Platja d’Aro, por no hablar de pueblos del interior fascinantes como Pals o la Selva de Mar.

Compartir

Comentarios