Un fin de semana en Tarifa

Destinos

Un fin de semana en Tarifa siempre es poco porque la verdad es que este rincón de la provincia de Cádiz puede ser fascinante. Sin embargo, no siempre podemos viajar todo el tiempo que queremos.

Así que os recomendamos aprovechar cada minuto a tope, y para ello procurad llevaros reservado el alojamiento, asunto en el que welcomebeds.com os echa una mano, porque aquí podéis encontrar los mejores hoteles en Tarifa. Una vez resulto el asunto de donde dormir, ya solo os queda disfrutar al máximo de esta escapada a Tarifa.

shutterstock_486327484

¿Dónde habéis viajado?

Ni más ni menos que vuestro viaje a Tarifa os ha llevado al punto situado más al sur de toda la Península Ibérica. Concretamente, deberéis acercaros hasta el cabo de Punta Tarifa para sentiros muy cerca de África.

Si hace un día claro veréis ese continente en el horizonte, ya que dista tan solo 14 kilómetros. Y es que Punta Tarifa, situado en la isla de Las Palomas, unida por un puente a la ciudad, es una visita obligada para contemplar esas vistas y el punto donde se unen el Mediterráneo y el Atlántico.

El corazón histórico de Tarifa

shutterstock_409619404

Tras ubicaros geográficamente, vuestro fin de semana en Tarifa ha de continuar entrando al núcleo histórico tarifeño. Todo un conjunto protegido por las viejas murallas medievales, las cuales deberéis atravesar por la llamada Puerta de Jérez, del siglo XIII, la única que permanece abierta de las tres que tuvo este robusto amurallamiento.

Una vez dentro os recomendamos caminar sin prisa por este entramado de calles con fachadas siempre encaladas. Así llegaréis a sus distintos monumentos, entre los que no faltan las iglesias, la de Santiago, la de Santa María, la de San Francisco o la más importante de todas ellas, el templo gótico de San Francisco.

Tras ese paseo acercaros hasta la Plazuela del Viento para descansar un rato y desear que no sople el fuerte viento de Levante, capaz incluso de cerrar el tráfico marítimo con el vecino Tánger, en la costa marroquí.

El Castillo de los Guzmanes

Siempre con las vistas del mar ante vosotros, os tendréis que dejar la tarde para visitar el Castillo de los Guzmanes, en el cual se resume gran parte de la historia de Tarifa.

Ya que esta visita, aunque lleve el nombre que evoca a un rey cristiano como Guzmán el Bueno, lo cierto es que se trata de una construcción de orígenes árabes, levantada por orden del mismísimo Abderramán III en el año 960, artífice de uno de los monumentos más insignes de España: la mezquita de Córdoba.

Los alrededores de Tarifa

shutterstock_453653431

En esta escapada os proponemos reservaros el segundo día, el domingo, para recorrer los alrededores. Y aquí tenéis varias opciones, teniendo en cuenta que gran parte del entorno de la ciudad es acuático.

Por esas aguas navegan diferentes embarcaciones turísticas, entre las cuales podéis contratar los servicios de barcos que se alejan de la costa y mar adentro dan la oportunidad de avistar impresionantes cetáceos, ballenas y delfines.

No obstante, si lo vuestro no es la navegación, también podéis acercaros hasta la cercana Punta Paloma para practicar el divertido kitesurf, aprovechando la fuerza del viento en la zona. O si no, unos kilómetros más allá está Playa de Bolonia, un lugar donde bañarse, tomar el sol, ascender la impresionante duna natural de arena, o visitar el yacimiento romano de Baelo Claudia a orillas del mar.

Compartir

Comentarios