Un fin de semana en Valencia, ¿qué ver y qué hacer?

Inspiraciones

Os vamos a proponer un buen plan para todos aquellos que tengáis la oportunidad de hacer una breve pero intensa escapada de fin de semana a Valencia. Una urbe donde el patrimonio histórico, la luz del Mediterráneo y los sabores de su gastronomía hacen que el visitante tenga una sensación de bienestar continua.

Sábado por la mañana

Vamos a empezar el día dando un paseo por el casco antiguo de Valencia, y dentro de él un punto destacado es la gran catedral valenciana y su campanario octogonal, conocido popularmente como Miguelete, que se convierte en una atalaya ideal para ascender y tomar contacto visual con esta zona de la ciudad.

Catedral de Valencia

Catedral de Valencia – Brian Kinney

Obviamente, durante el paseo por el casco antiguo se ven más monumentos interesantes como la basílica de la Virgen de los Desamparados, el Palacio de los Almirantes de Aragón o el peculiar Almudín, que se construyó durante la Edad Media para ser un enorme almacén de trigo, pero que hoy es un atractivo museo.

En fin, que hemos de pasear por estas calles cargadas de historia y de arte, y de pronto hemos de mirar el plano o preguntar a algún vecino para saber dónde está el Mercado Central. Nuestro destino, uno de los mercados más bonitos del mundo y el mejor lugar para comprar algunos embutidos locales, frutas o ensaladas para comer hoy al aire libre

Sábado por la tarde

En realidad, lo que os proponemos es tomar el transporte público desde el casco antiguo hasta la playa de la Malvarrosa, y además comer allí. También podremos relajarnos un rato tomando el sol o dándonos un chapuzón en el mar.

Playa de la Malvarrosa en Valencia

Playa de la Malvarrosa – holbox

Esta playa fue una de las preferidas del que quizás sea el artista valenciano más internacional: Joaquín Sorolla. De este autor podemos ver alguna obra en el Museo de Bellas Artes Valenciano. Si bien para eso será necesario regresar hacia el centro, concretamente a orillas del antiguo cauce del Turia, a la altura de los encantadores Jardines del Real que hay junto a este museo.

Aunque quizás lo vuestro sea el arte más contemporáneo. Entonces os proponemos visitar el IVAM, el Instituto Valenciano de Arte Moderno, ubicado en el barrio del Carmen. Y así, al salir del museo podemos darnos una vuelta por esta popular barriada, buscar un buen lugar para cenar e incluso tomar alguna copa antes de regresar al hotel elegido en Valencia.

Domingo por la mañana

El domingo es un día ideal para dedicarlo a una ciudad dentro de la ciudad, estamos hablando de la Valencia más moderna: la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el gran complejo cultural en el que sin duda hay que admirar su arquitectura desde el exterior, reconociendo muchos lugares vistos en la televisión miles de veces, tanto en las noticias como en spots de publicidad.

Ciudad de las Artes de Valencia

Ciudad de las Artes y las Ciencias – RJR

Pero tras contemplar el conjunto desde fuera, hay que adentrarse en algunas de sus atracciones, y en ese sentido recomendamos dos realmente interesantes: el Museo de la Ciencia, donde está prohibido no tocar y no aprender, y el Oceanográfico, una instalación actualizada hace escasas fechas y que es fascinante para niños y adultos.

Lógicamente la Ciudad de las Artes y las Ciencias se ha convertido en uno de los grandes referentes del turismo en Valencia, por eso en sus inmediaciones abundan los bares y restaurantes, y los hay para todos los bolsillos. Y estando en Valencia y siendo domingo es obligado comer arroz. En todos esos locales os lo van a ofrecer en forma de paella o como arroz negro, caldoso, etc.

Domingo por la tarde

Canal del Turia en Valencia

Canal del Turia – Ander Dylan

Para bajar la comida, os recomendamos dar un paseo por el antiguo cauce del Turia, que también pasa por esta zona de la ciudad. Así, por sus jardines, se puede llegar hasta el espacio más elegante de la urbe: la Gran Vía, en cuyas calles, mucho más ordenadas que las del casco urbano, os recomendamos buscar alguna terraza para tomar algo fresco, es decir, un helado y especialmente una horchata de chufa. El mejor sabor que se os puede quedar tras un intenso fin de semana en Valencia.

Fotografía de portada: Brian Kinney /Shutterstock.com

Compartir

Comentarios