Un paseo por Cabo de Palos

Inspiraciones

Cabo de Palos es uno de los tesoros que guarda la Región de Murcia. Un lugar atractivo pero también con cierto toque de leyenda. Una visita imperdible que os recomendamos descubrir del mejor modo posible. Es decir, con tranquilidad para poder empaparos de todos sus encantos, que son muchos y para todos los gustos.

Unas vacaciones en Murcia

El territorio murciano se ha convertido en uno de los más turísticos de todo el litoral mediterráneo. Por esa razón abundan los alojamientos en muchas poblaciones de esta comunidad autónoma. Comenzando por la propia capital de Murcia, o en otras poblaciones como Cartagena o en los centros turísticos de la Manga del Mar Menor.

Sea donde sea que elijáis vuestro alojamiento para una escapada a Murcia os recomendamos dos cosas. Una que busquéis vuestro hotel entre la amplia oferta que tenéis disponible con welcomebeds.com. Y en segundo lugar, que no os perdáis la visita al Cabo de Palos, un sitio que os va a encantar por los motivos que os describimos a continuación.

Lo más carismático del Cabo de Palos

Sin duda alguna lo más emblemático que se debe contemplar durante la visita a Cabo de Palos es su faro, ubicado en el accidente geográfico que da nombre a esta población murciana. Este gran faro se levantó a mediados del siglo XIX aproximadamente.

Su emplazamiento es magnífico para los marineros, dada su altura a unos 80 metros sobre el nivel del mar y su potencia lumínica que alcanza los 40 kilómetros mar adentro. Pero para los paseantes, también es una visita ineludible por las vistas que ofrece sobre La Manga y sobre gran parte de este litoral de Murcia, incluyendo las vecinas islas Grossa y Hormigas, que son ricas reservas marinas.

El Puerto de Cabo de Palos

Tras la visita al faro de Cabo de Palos es obligado acercarse hasta la zona de su puerto de pescadores. Es lo más pintoresco de esta localidad mediterránea. Allí nos espera el Paseo de la Barra. Recorrerlo entero y dejaros encantar por su estética, sobre todo en la parte de la Zeneta. Allí las aguas del mar casi llegan a los portales de las casas vecinas.

Esa corta caminata es de lo más recomendable. No os cansaréis, pero si eso ocurriera, aquí será fácil recuperar fuerzas. En el propio Paseo de la Barra os esperan algunos de los mejores restaurantes y bares de Cabo de Palos. Si tenéis hambre no lo dudéis, pedir el plato más típico: el caldero, donde por supuesto no falta ni el arroz ni el pescado fresco.

La plaza de la Virgen del Mar

En Cabo de Palos todo está relacionado con las tradiciones marítimas. Eso no solo se descubre en el puerto. También en la parte interna de la población. Por ejemplo, la plaza con más encanto está dedicada a la Virgen del Mar, que también es otro sitio magnífico para tomar algo.

Las playas de Cabo de Palos

La principal playa es la de Levante, que se prolonga hasta La Manga. Si viajas en familia a Cabo de Palos y quieres darte un baño con los niños tranquilamente, este es el sitio ideal, dada la total ausencia de oleaje.

No obstante, hay otros rincones más recogidos en las inmediaciones del propio faro. Allí están las calas Reona, Flores, Túnez, La Galera, la Cala Mayor y la conocida como Cala del Muerto, a la que os recomendamos ir sin ningún miedo, pese a su tétrico nombre.

Y un poco de buceo

Ya hemos comentado que frente a la costa de Cabo de Palos hay unas áreas protegidas como reservas marinas. Y es que estamos hablando de una parte de litoral del Mediterráneo con una calidad extraordinaria en sus aguas. Algo que turísticamente no solo se transforma en fantásticas playas y calas, también en zonas de buceo espléndidas.

En el propio puerto de Cabo de Palos veréis que parten embarcaciones para llevar a los turistas a las mejores zonas de buceo. No obstante, si visitáis algunas de las calas citadas no se os olvide llevar las gafas y el tubo para poder practicar esnorquel y descubrir unos bellos fondos marinos. Uno más de los muchos tesoros que guarda la costa murciana y que la han convertido en un destino vacacional de primer orden.

Compartir

Comentarios