Un paseo por Málaga

Inspiraciones

Málaga, la capital de la provincia de la famosa Costa del Sol, es mucho más que una ciudad costera y turística. Es un lugar con un rico patrimonio artístico y un pasado histórico que sorprende a todos sus visitantes. ¿Quieres ser tú el próximo? Pues reserva tu habitación de hotel en Málaga sin salir de welcomebeds.com y nosotros te decimos todo lo que vas a ver en esta encantadora ciudad andaluza.

Un recorrido panorámico por Málaga

Vamos a intentar dar un paseo por la ciudad para que te sirva de referencia en tu escapada a Málaga. Vamos a ir muy rápido, presentándote muchos de sus atractivos, pero tú puedes ir con más pausa. Disfrutando de cada uno de estos rincones y tomándote algo entre parada y parada, ya que otro de los encantos de la población son sus bares y restaurantes.

Alrededor del puerto de Málaga

Hay que recorrer tanto la Avenida de Andalucía como la Alameda, dos de las vías malagueñas más transitadas, para finalmente llegar hasta el Paseo del Parque, uno de los jardines más exóticos de toda Andalucía. Y tras admirar esa singular combinación entre vegetación y arte, dirige tus pasos hacia el Paseo de la Farola.

Este paseo está ya casi en el propio puerto. De hecho su nombre se debe al gran faro que se levantó en el siglo XIX. Ese faro ha sido y es uno de los símbolos de la ciudad, casi tanto como la cercana Plaza de Toros de la Malagueta, que como es habitual en la arquitectura de los cosos taurinos se construyó en el típico estilo artístico neomudéjar.

El Castillo de Gibralfaro

Castillo de Gibralfaro- Alex Tihonovs

Castillo de Gibralfaro- Alex Tihonovs

De momento vamos a alejarnos un poco, solo un poco, de las aguas del Mediterráneo, y nos adentramos hacia el interior de la ciudad para visitar el Castillo de Gibralfaro, elevado en el monte del mismo nombre. Allí construyeron los árabes una poderosa fortaleza desde la que divisaba toda la urbe y gran parte de su costa colindante. Eso mismo veremos nosotros subiendo hasta ahí, ya que las vistas son fantásticas.

El casco histórico de Málaga

Iglesia de la Victoria- Pabkov

Iglesia de la Victoria- Pabkov

Desde el castillo se contempla un laberíntico entramado de calles con los monumentos malacitanos más antiguos. Y allí nos dirigiremos entrando por la calle de la Victoria, donde se conserva la iglesia de la Victoria. Y es que aquí plantó su campamento Fernando el Católico preparando la conquista final de la ciudad nazarí de Granada.

Lo mejor es perderse por las calles del núcleo histórico de Málaga y así ir descubriendo sus iglesias o su Catedral de la Encarnación, su teatro romano o sus diferentes museos. Entre ellos el dedicado al malagueño más universal, Pablo Picasso, el cual nació por aquí, en torno a la hermosa Plaza de la Merced.

La Alcazaba

La Alcazaba- nito

La Alcazaba- nito

Pocas ciudades pueden presumir de tener dos grandes construcciones de origen árabe. Sin embargo, Málaga conserva el mencionado Castillo de Gibralfaro, y además tiene la residencia palaciega de la Alcazaba, también situada sobre el casco urbano malacitano. La visita a esta construcción del siglo XI es una actividad imprescindible durante cualquier viaje a Málaga, ya que ofrece unas vistas igual de fantásticas que el castillo, pero en este caso más orientadas hacia el puerto.

Volvemos al Mediterráneo y a la playa

shutterstock_317645501

Centro Pompidou- Juan Aunion

De esta manera vamos a acabar este paseo por Málaga retornando a la orilla del mar, ya que tras bajar de la Alcazaba, quién lo desee se puede acercar al Centro Pompidou en la entrada del puerto, o si no encaminarse directamente hacia la playa de la Malagueta que se encuentra en el corazón urbano.

Un área donde bañarse si el tiempo acompaña, donde pasear, hacer deporte y también donde poder tomar algo, ya que en torno a esta playa se acumulan los chiringuitos, bares, tabernas y restaurantes para probar la gastronomía típica entre la que no falta el pescado obviamente. Bien a la brasa como los espetos o bien cocinado en la sartén, como la variada y sabrosa fritura de la que presume Málaga.

Imagen de portada cortesía de Kiko Jiménez

Compartir

Comentarios