Un tranquilo paseo por Palma de Mallorca

Destinos

Palma de Mallorca y toda la isla de la que es capital es uno de los destinos más codiciados por los turistas de España y de toda Europa. Por ese motivo es un lugar donde la oferta hotelera es enorme, adaptada para cualquier gusto y bolsillo.

Basta con mirar la gran cantidad de hoteles en Palma de Mallorca que ofrecemos en Welcomebs.com para comprobarlo. Pero aquí no solo os vamos a facilitar vuestro alojamiento, también os podemos decir adónde ir en la propia capital mallorquina.

Palma de Mallorca, capital de las Baleares

Los viajeros que llegan a Mallorca, o bien lo hacen a través de su aeropuerto internacional o por el puerto marítimo de la capital, que no solo lo es de esta isla, sino de todo el archipiélago balear. Cualquiera de estas dos infraestructuras están junto a Palma de Mallorca, por ello la ciudad es una buena base de operaciones para adentrarse en los posteriores días a descubrir todos los encantos mallorquines.

Villa Banyalbufar- alexilena

Villa Banyalbufar- alexilena

Los hay abundantes, desde las famosas Cuevas del Drach, hasta las playas más exclusivas y elegantes como Cala Ratjada o Mesquida, sin olvidar poblaciones tan atractivas como Valledemosa, Capdepera, Alcudia, Pollença o Deia. Si bien, la propia ciudad de Palma de Mallorca merece, al menos, un paseo muy tranquilo.

Palma, siempre con vistas al Mediterráneo

Una de las caminatas más atractivas que ofrece la ciudad es su Paseo Marítimo. Y el mejor lugar para comenzar es el espectacular puerto deportivo de la ciudad, donde atracan los yates y veleros de las celebrities que llegan a la isla para pasar unas glamurosas vacaciones en Mallorca.

Desde aquí, siempre con vistas al mar, llegaremos hasta uno de los lugares más emblemáticos de las Baleares, y visita turística preferente en un viaje a Palma: su Catedral de Santa María. Uno de los templos góticos más hermosos de Europa, que según como se mire puede parecer una iglesia o una fortaleza.

Catedral de Santa María- Boris Stroujko

Catedral de Santa María- Boris Stroujko

Estamos ante una obra de arte de incalculable valor y belleza que a lo largo de los siglos ha ido incrementando su atractivo con añadidos de capillas, pinturas o esculturas. Algo que incluso ha ocurrido en este siglo XXI, cuando el artista local más internacional de las Baleares, Miquel Barceló creó la impresionante decoración de la Capilla del Santísimo.

Por el corazón antiguo de Palma de Mallorca

Una vez que el Paseo Marítimo nos ha llevado hasta el Parc del Mar por cuyas escaleras hemos ascendido hasta la Catedral, ya nos podemos adentrar en el casco histórico y descubrir sus grandes monumentos, algunos de ellos vecinos al templo catedralicio, como es el caso del Palacio de la Almudaina, cuyo interior es visitable.

A partir de ahí, nos espera un entramado de calles, con casonas y patios antiquísimos que nos conducirá tarde o temprano a la Plaza Mayor, el lugar más vital de la población y el más transitado ya que desde él se accede a todas las vías comerciales del entorno, muchas de ellas peatonales, algunas tan agradables como la Riera.

También muy cerca está la Plaza de San Miguel, donde se puede visitar uno de esos patios típicos que hablábamos, pero en este caso como parte del Museo de Arte Español Contemporáneo Fundación March.

Más puntos de interés en Palma de Mallorca

Casco antiguo- Marcin Krzyzak

Casco antiguo- Marcin Krzyzak

Pasear por Palma puede alargarse tanto como uno quiera, solo hay que tener en cuenta el tiempo disponible. Por eso, si se desea no salir aún del casco histórico podemos llegar hasta edificios históricos como el Gran Hotel construido en un elegante Modernismo, reconvertido en la sede del Caixa Forum.

Y si se decide salir del núcleo antiguo y volver al mar, siempre podemos ascender hasta el Castillo de Bellver, de planta circular y situado sobre la ciudad y el puerto, que ofrece unas magníficas vistas del conjunto. Un paseo accesible, aunque para los más perezosos o quienes lleven prisa, siempre pueden llegar hasta él en autobús urbano.

Imagen principal cortesía de Anna Lurye

Compartir

Comentarios