Una escapada a Burgos

Destinos

El gran emblema cultural y turístico de Burgos sin duda alguna es su hermosa catedral gótica. Pero os queremos invitar a que busquéis un hotel en Burgos mediante welcomebeds.com para que hagáis una escapada a esta ciudad castellana, y descubráis que tiene otros muchos otros lugares que descubrir. Estamos seguros que será una visita que os sorprenderá.

Comienzo del itinerario turístico por Burgos

shutterstock_478753522

Un buen punto para comenzar esta visita a Burgos es subir hasta el mirador del Castillo. Allí estamos sobre los tejados burgaleses y nos podemos ubicar en lo que es la ciudad histórica. En definitiva, un excelente lugar para disfrutar de una panorámica del conjunto y desde ahí planificar nuestro itinerario.

Si bien está claro que en esas vistas sobre Burgos habrá un elemento que llame la atención, y ese sin duda serán las dos altas torres de la Catedral. Un templo que es una de las grandes joyas góticas del arte español, y cuya visita es obligada en Burgos.

La Catedral de Burgos

burgos 2

Este templo está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y os recomendamos recorrerlo por todo su exterior disfrutando de sus diferentes puertas en las que hay un repertorio escultórico de primer nivel. Y una vez admirada su parte externa, llega el momento de adentrarse en su majestuoso interior.

El templo se comenzó en el siglo XIII, concretamente en el año 1221, si bien su interior está muy cambiado desde entonces ya que se han ido incorporando obras de arte de los siglos posteriores, y entre ellas merece la pena mencionar algunas creaciones extraordinarias como es el caso del retablo de Gil de Siloé o la Escalera Dorada de su pariente Diego de Siloé, por no hablar del fastuoso cimborrio de Juan de Colonia.

Otras iglesias burgalesas

La visita a la Catedral de Burgos se puede prolongar durante horas, sobre todo para los amantes de la historia y el arte, pero la ciudad posee en su casco histórico otros templos interesantes. Uno de ellos está en la misma plaza que la catedral, es la iglesia de San Nicolás, una obra posterior en la que vuelven a verse las obras de los Siloé y los Colonia.

Más iglesias interesantes son las de San Estebán, también originada en el siglo XIII. O el templo dedicado a San Cosme y San Damián, ya posterior, puesto que se levantó hacia el siglo XVI unificando las formas del arte gótico y el renacentista. Y más moderna es la iglesia barroca de San Lorenzo. En fin que un viaje a Burgos permite descubrir la historia del arte religioso español.

El Museo de la Evolución Humana

Pero no solo de arte se nutre el turista en Burgos. En los últimos años se ha abierto una instalación espectacular, el Museo de la Evolución Humana. Un recinto enorme y moderno a orillas del río Arlanzón donde se muestran los hallazgos más relevantes que han aparecido en el yacimiento de Atapuerca, cercano a la ciudad. Un lugar donde se pueden intuir ni más ni menos que los orígenes del ser humano.

Pasear por Burgos

shutterstock_333243998

El tamaño de la ciudad sobre todo invita a pasearla. Es la mejor forma de llegar a lugares como la Plaza del Rey San Fernando y ver la escultura de un peregrino que nos hace recordar que Burgos forma parte del Camino Jacobeo. Además muy cerca de esa plaza está el Arco de Santa María que evoca las murallas medievales burgalesas.

Otro lugar de visita obligada es la Plaza Mayor, epicentro de la vida social y en cuyo centro está el monumento a uno de los burgaleses más ilustres: el Cid Campeador. El porte guerrero y grandilocuente de esta estatua contrasta con la simpatía de otras muchas que podemos encontrar durante la caminata por Burgos, ya que sin querer descubriremos figuras tan encantadoras como la de La Castañera o la Fuente con niña con un paraguas. Y es que como decimos, una escapada a Burgos requiere tranquilidad y buenos paseos por una urbe sorprendentemente atractiva con más encantos que su famosa catedral.

Compartir

Comentarios