Vacaciones en Marbella

Destinos

¿Qué tal unas vacaciones en Marbella? Un destino cinco estrellas como dice su eslogan turístico. Y es que lo más emblemático de una estancia en Marbella es disfrutar de sus propuestas de lujo. No obstante, no todo se ofrece a precios prohibitivos. Por ejemplo, consultar los hoteles en Marbella en welcomebeds.com y veréis que los hay de cinco estrellas pero también de otras categorías, para que todo el mundo pueda disfrutar de esta joya del sur de España.

Cómo llegar a Marbella

El aura de glamur que envuelve la fama de Marbella puede hacernos pensar que es un destino vacacional inasequible. Pero no tiene por qué ser así. Para empezar os vamos a contar como llegar hasta allí, cosa que es bastante fácil, ya que se puede hacer por tierra, mar y aire.

Por tierra, por ahí pasa la AP-7 que recorre todo el Mediterráneo español, y que deja muy cerca de Marbella, tanto el aeropuerto de Málaga como la estación de AVE de la capital de la provincia. Por mar, desde luego es la forma más elegante de llegar, desembarcando en cualquiera de sus puertos, especialmente en el de Puerto Banús. Y por aire, ya hemos comentado la presencia cercana del aeródromo malacitano.

Marbella, una joya de la Costa del Sol

shutterstock_558942892

Desde mediados del siglo XX, el privilegiado clima marbellí, con más de 320 días soleados al año, sus paradisiacas playas y sus locales nocturnos, se convirtieron en el punto de encuentro de todas la celebrities del momento. Entonces se llamaban la jet set, y había figuras tanto españolas como internacionales. Por ello, Marbella se transformó en toda una referencia del turismo de calidad.

Hoy en día, lo sigue siendo. Posee hoteles de calidad, beach clubs muy famosos y divertidos, actividades de ocio de lo más peculiares y un sinfín de clubs de golf que atrae a golfistas de toda Europa, que aquí pueden jugar al deporte de los 18 hoyos durante todo el año. No obstante, todo eso no debe intimidar. Y la ciudad está abierta para todo el mundo, y cualquiera puede encontrar su lugar.

Orígenes de Marbella

Antes del fenómeno turístico, la población era un pequeño pueblo ubicado a cierta distancia de las aguas del mar. Hoy en día, la visita a su núcleo antiguo con lugares como su Plaza de los Naranjos o la Iglesia de la Encarnación es una obligación para todo aquel que disfrute de unas vacaciones en Marbella.

Y la verdad es que supone un gran contraste, ya que se trata del típico caserío andaluz de construcciones bajas encaladas. Pero en este caso, muchos de esos edificios los ocupan elegantes tiendas o restaurantes donde saborear desde típicos platos locales a otros más elaborados de origen internacional.

Las playas y puertos de Marbella

shutterstock_473238115

El municipio marbellí es muy amplio. Por eso posee aproximadamente 30 kilómetros de playas. Algunas no son muy grandes, pero cada una tiene su encanto y su historia. No obstante, las más conocidas son las que se desarrollan en paralelo al largo paseo marítimo de la propia Marbella. Así como también es muy demandada la playa de Puerto Banús.

Puerto Banús debe su nombre a su infraestructura como puerto deportivo y a que fue el empresario José Banús quién promovió esta zona de crecimiento. La cual se convirtió en la preferida de la citada jet set y hoy en día sigue contando con los establecimientos más elegantes. De hecho, la vía que une Puerto Banús con la propia ciudad de Marbella, se conoce como la Milla de Oro, por el coste de su metro cuadrado y de todo lo que aquí se vende.

En definitiva, que hacer una escapada a Marbella puede ser una estupenda ocasión para experimentar sensaciones glamurosas a las que no estamos acostumbrados. Y en el caso de que para ti sea la norma mantener un elevado tren de vida, desde luego en esta ciudad de la Costa del Sol te sentirás en tu hábitat natural.

Imagen principal de Sergey Dzyuba- Shutterstock

Compartir

Comentarios