Vinaroz y su excelente gastronomía mediterránea

Inspiraciones

Vinaroz, al norte de provincia de Castellón, es un magnífico lugar para pasar unas vacaciones. Los motivos son varios. Tiene el clima mediterráneo ideal, posee hermosas playas urbanas, un interesante patrimonio y es un buen sitio para emprender excursiones a otros puntos de la zona. Y por si fuera poco, atesora una tradición gastronómica capaz de satisfacer a los paladares más exigentes.

Unas vacaciones en Vinaroz

Por todo ello, Vinaroz se ha convertido en uno de los lugares habituales para veranear en la Costa de Azahar. Si bien, sus atractivos no solo son para el verano. Durante gran parte del año, la visita a esta población de Castellón es de lo más interesante. Así que sea cuando sea que pienses en hacer una escapada a Vinaroz, el listado de hoteles de welcomebeds.com te será muy útil para alojarte con seguridad y cómodamente en la zona.

Las playas de Vinaroz

Os vamos a hablar de la gastronomía de Vinaroz, obviamente, pero antes os vamos a presentar un poco los atractivos de la localidad. Y entre ellos tenemos que citar sus dos playas más espectaculares. Son las playas del Fortí y del Clot, ambas separadas por el importante puerto pesquero de la poblaicón. Así que no hay que perderse el recorrido por el paseo marítimo junto a estas dos playas para desembocar en el puerto, uno de los más activos de esta tramo del Mediterráneo.

El patrimonio histórico

Muy cerca de aquí está el núcleo antiguo de Vinaroz. Allí os vamos a mencionar sus tres lugares más relevantes. Uno es la Casa de la Villa, una pequeña construcción del siglo XV que antaño fue el Ayuntamiento de la población y el lugar donde se impartía justicia.

Otro edificio de enorme interés es la iglesia arciprestal de la Asunción. Un templo con una esplendorosa portada barroca, si bien la mayor parte del edificio es anterior, ya que se construyó a lo largo del siglo XVI en una peculiar fusión del gótico y el arte renacentista. Y lo cierto es que en la actualidad su aspecto, con su poderosa torre incluida, nos puede recordar más a una fortaleza que a una iglesia.

Y la última de las joyas del patrimonio de Vinaroz es su mercado. Un edificio que se levantó sobre un viejo convento en el año 1929, y cuya visita es obligada, tanto para conocer la historia del lugar como su riqueza gastronómica. De hecho, os hemos nombrado dos sitios muy vinculados con ello: el puerto pesquero y el mercado. Ambos claves para saborear todavía más las tradiciones culinarias de Vinaroz.

El langostino de Vinaroz

Son muchos los productos y recetas a destacar en los fogones locales. Pero entre todos destacan su finos langostinos, cotizados como pocos. Su sabor y delicadeza los convierte en un manjar exquisito y lo vais a poder tomar en numerosas formas, tanto solos como formando parte de platos más complejos, donde siempre es el protagonista. Por favor, que nadie visite Vinaroz y no coma, al menos una vez, una ración de langostinos.

Otros productos del mar

No obstante, los pescadores de Vinaroz no solo capturan este crustáceo. También traen muchas galeras, que antes solo se usaban como aderezo y para dar sabor, pero que cada vez son más demandadas y utilizadas. También son de una gran calidad las sepias o las caballas locales.

Y también productos de la tierra

En general, el pescado y marisco en Vinaroz de calidad y siempre fresco está presente en las cartas de todos los restaurantes locales. Pero hay más cosas. Y entre ellas destacan algunos productos de las fértiles huertas cercanas. Sin olvidar que estamos en la Comunidad Valenciana y por eso los arroces cocinados de cualquier forma imaginable son toda una tradición.

En definitiva, que viajar a Vinaroz es sinónimo de comer bien. Lo cual siempre es una parte importantísima para disfrutar al máximo de las vacaciones. ¿Qué más se puede pedir? ¡Buena comida, el mar Mediterráneo, un clima agradable… simplemente un plan perfecto.

Compartir

Comentarios